Kabul acusa a “agencias de inteligencia” extranjeras de ataque

KABUL (EFE).- El Gobierno afgano acusó a “agencias de inteligencia” extranjeras de estar detrás del atentado suicida del viernes a un restaurante frecuentado por expatriados en Kabul, en el que murieron 21 personas, según un comunicado oficial remitido hoy a Efe.

“Un ataque tan complejo no puede estar diseñado por talibanes comunes, por lo que sin lugar a dudas agencias de inteligencia situadas más allá de nuestras fronteras están detrás de ataques tan mortíferos como ese”, sentenció el Consejo de Seguridad Nacional.

Ese organismo, formado por el presidente afgano, Hamid Kazai, y los ministros de Defensa e Interior, aseguró sin embargo en la nota que el ataque terrorista, en el que murieron 13 extranjeros, está todavía siendo investigado, y no identificó a “las agencias de inteligencia” extranjeras a las que hace alusión.

Entre los muertos por el ataque figuraron dos libaneses -uno de ellos el jefe del FMI en Afganistán, Wabel Abdulá-, tres miembros de la ONU -un ruso, un estadounidense y un paquistaní-, dos británicos, dos estadounidenses, un malayo, una danesa y dos canadienses.

El escenario del ataque fue un popular restaurante de comida libanesa situado en el área donde se concentran la mayoría de embajadas y representaciones de organismos internacionales, y que es frecuentado por expatriados durante el fin de semana.

Un portavoz talibán, Zabihulá Muyahid, reivindicó el sábado la autoría del ataque en nombre del movimiento insurgente.

En un comunicado posterior, los talibanes explicaron que “el ataque fue en venganza por la operación de las fuerzas extranjeras (la semana pasada) en la provincia de Parwan, donde arrasaron diez casas y mataron a mujeres y niños indefensos”.

Según las autoridades de Kabul, al menos ocho civiles murieron en la operación de Parwan, liderada por las tropas afganas pero en la que participaron unidades de las fuerzas de la Alianza Atlántica.

El ataque del viernes es el más mortífero que se ha producido en lo que va de 2014 en Afganistán.

El presente año es el último con presencia de tropas de la OTAN en el país, de acuerdo con un calendario de retirada gradual que concluirá el próximo diciembre, cuando las fuerzas locales asumirán la seguridad en todo el territorio afgano.

Ese proceso no ha frenado la actividad insurgente ni la espiral de violencia en el país asiático.



Volver arriba