Irán empezará a construir su segunda planta nuclear en abril

 

TEHERÁN (EFE).- Irán empezará a construir el próximo mes su segunda planta de energía nuclear, que, al igual que la primera, se ubicará en la provincia de Bushehr, en el sur, informaron hoy fuentes parlamentarias iraníes.

Tras un encuentro con miembros del consejo municipal de Busher, Abdulkarim Jomeyri, diputado que representa en la Cámara a esa provincia, explicó a la agencia Fars, cercana a los Guardianes de la Revolución Islámica, que el día 9 de abril comenzará la construcción del nuevo reactor nuclear.

“Estamos tratando con la oficina del presidente y el vicepresidente, a las que hemos pedido que determinen los presupuestos para el traslado de los residentes de Halileh y Bandargar (localidades cercanas a la ubicación de la nueva instalación nuclear)”, señaló el parlamentario.

Irán anunció en 2012 sus planes para construir una segunda central nuclear de 1.000 megavatios junto a la primera planta atómica iraní, meses después de que se pusiese en funcionamiento aquella.

La central nuclear de Bushehr, también con una potencia de 1.000 megavatios, comenzó a construirse en la década de 1970 con ayuda alemana, pero el proyecto se interrumpió tras el triunfo de la Revolución Islámica, que en 1979 depuso al último sha de Persia, Mohamed Reza Pahlevi, y no se reanudó hasta febrero de 1998, tras firmarse un acuerdo con el consorcio ruso Atomstroyexport.

Su construcción se prolongó durante años debido a la oposición occidental, que teme que Teherán esconda en su programa nuclear intenciones militares.

La planta entró en funcionamiento en agosto de 2010 y fue conectada a la red eléctrica nacional un mes más tarde con una potencia de unos 60 megavatios y alcanzó plena potencia en junio del pasado 2013.

Teherán afirma que necesita ampliar sus centrales nucleares para hacer frente a una demanda energética de alrededor de 20.000 megavatios y, en la actualidad, negocia con las potencias occidentales una mayor transparencia para solventar las dudas que levanta su programa atómico.




Volver arriba