Hijos de Mubarak son absueltos de corrupción

 Por HAMZA HENDAWI

Gamal Mubarak, hijo del ex líder egipcio Hosni Mubarak se encuentra dentro de la jaula del acusado en un tribunal, en El Cairo, Egipto.- (EFE)

EL CAIRO, Egipto (AP.- Un tribunal de El Cairo absolvió a dos hijos del ex presidente Hosni Mubarak y a su último primer ministro de cargos de corrupción, informaron autoridades judiciales el jueves, horas antes de que agentes de seguridad detuvieran a un importante activista como parte de una creciente represión contra figuras del alzamiento contra la dictadura en 2011.

La corte penal de la capital egipcia declaró inocentes a Gamal y Alaa Mubarak, así como a Ahmed Shafiq, de corrupción en un caso vinculado con la venta de un terreno a los hijos del ex mandatario por una asociación que en ese momento dirigía el ex primer ministro, dijeron funcionarios judiciales. Los fiscales sostenían que las tierras fueron vendidas a los hijos del presidente a un precio mucho menor a su valor de mercado.

Fueron absueltos también cuatro generales retirados que eran miembros de la junta directiva de la asociación. Alaa Mubarak, un acaudalado empresario, y Gamal, quien se creía sería el heredero de su padre, enfrentan un juicio aparte por otros cargos de corrupción. Están detenidos desde 2011, dos meses después de que su padre renunciara a la presidencia en medio de una revuelta popular.

Un pequeño grupo de simpatizantes de Mubarak presentes en la corte festejó el veredicto al grito de “¡Gamal Mubarak, la presidencia te espera!”. Shafiq, quien es oficial de la fuerza aérea igual que Mubarak, vive en el exilio desde junio de 2012, cuando perdió la presidencia por estrecho margen con el islamista Mohamed Morsi.

Autoridades de seguridad informaron que el veredicto anula las órdenes de que el ex premier debía ser detenido en cuanto llegara a cualquier punto de entrada al país, orden que despeja el camino para su regreso. No se ha aclarado si Shafiq planea regresar a la política.

Morsi fue derrocado el 3 de julio por un golpe popular apoyado por el ejército y está siendo enjuiciado por incitar al asesinato, al tiempo que también se prepara otro juicio en su contra por asociarse con grupos milicianos extranjeros. Mubarak fue sentenciado a cadena perpetua en 2012 por no evitar la matanza de opositores durante las protestas del año previo que acabaron con su régimen de 29 años.

Después apeló y fue exonerado, y en la actualidad está siendo sometido a un nuevo juicio. Por otro lado, las autoridades arrestaron a Mohamed Adel, del grupo Adel 6, uno de los varios movimientos juveniles que encabezaron la rebelión de 2011.

El abogado Gamal Eid dijo que Adel y cinco integrantes más del Centro Egipcio para los Derechos Sociales y Económicos de El Cairo fueron detenidos y sus computadoras confiscadas. Los seis fueron vendados de los ojos y esposados, para luego ser trasladados a una instalación desconocida donde permanecieron varias horas.

La denuncia no pudo ser verificada en forma independiente, pero los activistas por los derechos humanos han denunciado la creciente brutalidad policiaca en los cinco meses posteriores al derrocamiento de Morsi




Volver arriba