Hagel: EE.UU. actuó rápidamente para “salvar la vida” del militar en Afganistán

 

WASHINGTON (EFE).- El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, aseguró hoy que Washington vio la necesidad de actuar rápidamente para lograr la liberación del militar retenido por los talibanes en Afganistán, Bowe Bergdahl, con el fin de “salvar su vida”, debido a sus problemas de salud.

“Creímos que la información que teníamos, la inteligencia que teníamos, implicaban que la salud y la seguridad de Bergdahl estaban en peligro y, en particular, su salud se estaba deteriorando”, dijo Hagel a los medios estadounidenses que viajan con él, durante una visita sorpresa a la base aérea de Bagram, en Afganistán.

Según Hagel, “decidimos que, si podíamos encontrar un punto donde actuar (en las negociaciones con los talibanes) y movernos muy rápidamente, teníamos que sacarlo de allí, esencialmente para salvar su vida. Sé que el presidente (estadounidense Barack) Obama lo siente así, y yo también”.

El titular de Defensa afirmó que hubo una preparación meticulosa de la operación para liberar a Bergdahl, que se hizo a cambio del traslado a Catar de cinco presos afganos de Guantánamo (Cuba).

“En una operación como esta, en la que siempre hay incertidumbre, siempre hay peligro, te preparas para todas las posibilidades”, indicó Hagel, quien hoy se reunió con una docena de miembros del equipo de Operaciones Especiales que recuperó el sábado a Bergdahl de manos de los talibanes.

El equipo “tomó todas las precauciones posibles, a través de inteligencia, vigilancia, reconocimiento (…) para prevenir cualquier tipo de violencia o que las cosas salieran mal. Afortunadamente no hubo disparos, no hubo violencia. Fue todo tan bien como podría haber ido”, añadió.

El comandante del equipo de Operaciones Especiales estuvo en contacto directo con su homólogo talibán cuando ambos grupos se aproximaron para encontrarse el sábado cerca de la frontera afgana con Pakistán, según declararon altos funcionarios del Pentágono al diario “The Washington Post”.

Bergdahl, de 28 años y que llevaba secuestrado desde 2009, llegó hoy al centro médico regional de Landstuhl en Alemania, donde se espera que se someta a un tratamiento antes de desplazarse probablemente a un hospital en San Antonio (Texas, EEUU), de acuerdo con funcionarios citados por la cadena CNN.

Hagel evitó hoy dar detalles sobre el estado de salud del joven, si bien fuentes del Departamento de Defensa señalaron el sábado que se encontraba relativamente bien y era capaz de andar.

Las declaraciones del jefe del Pentágono sobre la necesidad de salvar la vida a Bergdahl buscan responder a las críticas que ha recibido el Gobierno de Obama de congresistas como el republicano Howard McKeon, que preside el comité de Fuerzas Armadas en la Cámara baja.

Según McKeon, la Administración estadounidense violó la Ley de Autorización para la Defensa Nacional de 2014, al no proporcionar una notificación de 30 días al Congreso antes de liberar a cinco prisioneros de Guantánamo.

Otros legisladores republicanos, como el senador John McCain, han expresado su preocupación por la posibilidad de que los presos afganos, que desempeñaron altos cargos durante el régimen talibán en Afganistán, puedan “regresar a la lucha terrorista” contra Estados Unidos.




Volver arriba