Funcionarios de Hamás en Gaza iniciarán huelga por el impago de sus salarios

 

GAZA (EFE).- Unos 58.000 funcionarios adscritos al extinto Ejecutivo de Hamás en Gaza iniciarán mañana una huelga en los ministerios, instituciones y agencias gubernamentales para protestar por el impago de sus salarios, anunciaron fuentes oficiales en la Franja.

El jefe del funcionariado civil en Gaza, Mohamed Seyam, dijo que este paro es el primer paso para denunciar que los empleados públicos de Hamas no han cobrado sus salarios y llamó al gobierno de unidad formado a principios de mes a “reconocer las demandas legales de aquellos funcionarios que son sosten económico de más de 50.000 familias en la Franja de Gaza”.

“Barajamos adoptar todas las medidas necesarias hasta que el gobierno responda a las demandas de los empleados legales”, advirtió el responsable.

Cuando Hamás tomó por la fuerza el control de Gaza en junio de 2007 y rechazó el decreto presidencial de Mahmud Abás, quien depuso al Ejecutivo islamista, el movimiento creó un funcionariado afín de más de 50.000 empleados en los que se ha apoyado y a los que ha pagado el sueldo hasta el pasado mayo.

Los que pertenecían al movimiento Al Fatah quedaron en excedencia forzosa, pero siguieron cobrando regularmente sus salarios a través de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), presidida por Abas.

Pero la formación del gobierno de unidad, acordado entre Hamás y Al Fatah, ha tenido como una de sus primeras consecuencia que, de momento, el sueldo de esos funcionarios afines al movimiento islamista quede suspendido.

Solo los funcionarios de Al Fatah en Gaza recibieron su salario a principios de junio, tras una semana de tensión presidida por las protestas de sus colegas de Hamas.

Responsables del movimiento islamista forzaron el cierre de los cajeros y los bancos en la Franja y anunciaron que nadie podría retirar dinero hasta que se garantizara el pago a los funcionarios de Hamas.

Tras días de dura negociación, y con Gaza al borde del colapso comercial y el desorden civil por la escasez de liquidez, los sindicatos afines a Hamas permitieron la apertura de los bancos y dieron una semana de plazo al nuevo gobierno de reconciliación para que resolviera su problema.

El gobierno de unidad pidió entonces tiempo para revisar los expedientes de cada empleado.

A fin de paliar el conflicto, Catar se comprometió la semana pasada a donar 60 millones de dólares durante tres meses para pagar a la mitad de los asalariados a cuenta de Hamás en Gaza.

Sin embargo, funcionarios de la ANP dijeron estar esperando una llamada del emirato catarí que confirme la transferencia, que presumiblemente se hará a través del Comité Catarí para la Reconstrucción de la Franja de Gaza, con sede en la capital gazatí.

“El gobierno de unidad y el presidente Abás son plenamente responsables en estos momentos de pagar los salarios de nuestros empleados”, concluyó Seyam.




Volver arriba