EUA califica como ‘desgracia’ elección presidencial en Siria

Mujer siria sostiene una papeleta con los candidatos a ser elegidos como presidentes del país.

Mujer siria sostiene una papeleta con los candidatos a ser elegidos como presidentes del país.

WASHINGTON (NOTIMEX).- Estados Unidos calificó hoy la elección presidencial realizada hoy en Siria como una ‘desgracia’, y descartó que el mandatario sirio Bashar al-Assad, quien busca la reelección, vaya a obtener mayor credibilidad.

‘La elección presidencial en Siria es una desgracia, Bashar al-Assad no tiene mayor credibilidad hoy que la que tuvo ayer’, señaló Marie Harf, portavoz del Departamento de Estado.

Anotó que el proceso electoral de este martes es ‘inconcebible’, porque el régimen de Assad rechaza el llamado de la oposición a la libertad y la dignidad, niega el derecho a voto a millones de sirios ‘intencionalmente’, y masacra al electorado.

‘Alejado de la realidad y falto de participación política, el régimen de Assad orquestó una elección hoy que continúa un legado familiar de 40 años de supresión que brutalmente aplasta la disensión política, y falla en cumplir las aspiraciones de paz y prosperidad’, añadió.

Harf reiteró un reciente mensaje del presidente estadunidense Barack, quien dijo que la solución al conflicto sirio no radica en una intervención militar.

‘Creemos que no hay una solución militar, incluida una solución militar de Estados Unidos’, sino que debe haber instituciones permanentes y un Estado conformado para una transición política.

De otra manera, si el régimen de Assad fuera derrocado militarmente, Siria caería en la anarquía ‘total’, dijo.

Harf alertó sobre el riesgo de que un eventual vacío de poder sea aprovechado por organizaciones como Jabhat al-Nusra, considerada como filial de Al Qaeda en Siria, o el Estado Islámico de Irak y de Levante, grupo militar activo en Siria e Irak.

Harf adujo que el gobierno busca constantemente maneras de incrementar el apoyo para que las partes establezcan un diálogo y ofrecer ayuda para combatir la amenaza terrorista.




Volver arriba