Encuesta revela un aumento elocuente del apoyo a Hamás tras la guerra en Gaza

 

JERUSALÉN (EFE).- El grupo islamista Hamás ha salido reforzado del último conflicto bélico en Gaza y, de celebrarse ahora elecciones, por primera vez desde 2006 ganaría las legislativas y las presidenciales, revela una encuesta divulgada hoy.

El estudio abarca un amplio abanico de preguntas relacionadas con la política interna palestina y el conflicto armado, y fue elaborado por el Centro Palestino para la Política e Investigación Estadística, bajo la dirección del demógrafo Khalil Shikaki.

De acuerdo al mismo, el dirigente del grupo islamista palestino en Gaza, Ismail Haniye, sería votado por el 61 % de los palestinos para la presidencia, mientras que el actual presidente, el moderado Mahmud Abás, se tendría que conformar con el 32 % si se celebraran hoy los comicios.

Los investigadores destacan que, a diferencia de anteriores encuestas en las que el movimiento islamista obtuvo un repunte de su popularidad, en la última cabe destacar un aumento notable a raíz de la guerra en Gaza, frente a un pronunciado declive en apoyos tanto al movimiento rival Al-Fatah como al presidente Abás.

“Debemos subrayar que el pronunciado cambio en favor de Hamás no tiene precedentes desde 2006. De hecho, si las elecciones presidenciales se celebraran hoy, Ismail Haniye ganaría fácilmente a Abás y Hamás lograría el mayor porcentaje de popularidad en las elecciones parlamentarias”, precisa un comunicado del centro.

Los investigadores son cautos y advierten, no obstante, de que si bien se trata de la primera vez en ocho años que los islamistas obtienen semejantes cotas de popularidad, éstas podrían caer en los próximos meses, como ha sucedido tras anteriores conflictos entre Israel y Hamás.

Por otra parte, la mayor parte del público palestino percibe la reciente confrontación como una victoria para Hamás y considera a Israel el perdedor de la guerra, apoyando asimismo la lucha armada como vehículo para acabar con la ocupación.

El estudio revela que el 79 % de los encuestados cree que Hamás ganó la guerra, y un 86 % defiende el lanzamiento de cohetes contra Israel desde territorios palestinos mientras no se levante el bloqueo, una de las principales demandas del grupo.

Además, un 60 % opinó que Hamás no disparó contra Israel desde zonas pobladas en Gaza, mientras que un porcentaje similar de los habitantes de la Franja considera justificado atacar desde lugares habitados y un 38 % apoya esta idea entre los residentes de Cisjordania.

El 57 % de los palestinos rechazó que se desarme a los grupos armados en Gaza, mientras que el 25 % apoya la medida una vez que se levante el bloqueo a la Franja y se celebren elecciones.

El sondeo se inició en el último día de la guerra, el pasado 26 de agosto, y continuó las cuatro jornadas posteriores al alto el fuego, destaca el centro.

En total, 1.270 adultos de 127 poblaciones palestinas seleccionadas de manera aleatoria fueron entrevistados cara a cara para confeccionar la encuesta, que tiene un margen de error del 3 %.

Etiquetas: