El Parlamento sirio permite varios candidatos en elecciones presidenciales

 

DAMASCO (EFE).- El Parlamento sirio aprobó en las últimas horas partes de un proyecto de ley electoral que permite por primera vez en décadas que se presenten varios candidatos a los comicios presidenciales, informaron hoy medios oficiales sirios.

La asamblea parlamentaria siria dio su visto bueno la pasada madrugada a 60 artículos de la nueva norma, que no solo regulará las elecciones presidenciales, sino también las legislativas y municipales.

El artículo 30 establece las condiciones para ser candidato a las presidenciales- los aspirantes deben tener como mínimo 40 años, tener la nacionalidad siria y ser hijos de padres sirios, además de no disponer de antecedentes penales y no estar casados con un extranjero.

La ley estipula, además, que los candidatos deben haber residido en Siria durante diez años consecutivos contando desde la fecha de registro como aspirantes y no pueden tener una segunda nacionalidad.

De esta manera, pese a que las autoridades sirias permiten la presentación de varios candidatos a las presidenciales dificultan que se postulen gran parte de los opositores, que están exiliados.

Aún no se ha fijado fecha para las elecciones, pero se esperan para este año, ya que el mandato de Al Asad expira el próximo 17 de julio y, según la Constitución, debería haber elecciones entre 60 y 90 días después.

Al Asad accedió al poder el 17 de julio de 2000, una semana después de que su antecesor en el cargo, su padre Hafez al Asad, falleciera.

Hafez al Asad asumió la Presidencia en 1971 y desde entonces casi todas las elecciones presidenciales en Siria han sido casi referendos con un solo candidato.

La nueva Constitución aprobada en 2012 permite el multipartidismo y más de un aspirante presidencial.

El Parlamento todavía no ha acabado de debatir el proyecto de ley electoral porque aún quedan artículos relacionados con los comicios locales y legislativos.

Ayer, el mediador internacional para Siria, Lajdar Brahimi, advirtió en la ONU de que la posible convocatoria de elecciones presidenciales en Siria pondría fin al incipiente proceso de diálogo entre el Gobierno y la oposición.

“Si hay elecciones, sospecho que la oposición, toda la oposición, no estará interesada en hablar con el Gobierno”, afirmó Brahimi en unas declaraciones tras reunirse con el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.




Volver arriba