Ejército israelí destruye casa de un palestino acusado de asesinato

Ejército israelí destruye casa de un palestino acusado de asesinato

 

JERUSALÉN (Notimex).- El ejército israelí destruyó la casa de la familia de Ziad Awad, quien fue acusado por un tribunal militar de perpetrar el asesinato de un policía fuera de servicio en abril pasado en Hebron

El portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), Peter Lerner, señaló que la demolición estuvo destinada a servir como elemento de disuasión.

“La destrucción de las casas de los extremistas es un mensaje de disuasión a los terroristas y sus colaboradores”, indicó el vocero en un comunicado.

“Hay un precio que tendrán que pagar si deciden continuar con las actividades terroristas y el daño a civiles inocentes”, agregó.

En abril, el policía israelí Baruj Mizrahi fue muerto a tiros cerca de Hebrón. El Servicio de Seguridad israelí (Shin Bet) acusó al palestino Awad de llevar a cabo el asesinato usando una motocicleta y una ametralladora que había obtenido con antelación.

El Shin Bet también señaló a Awad como miembro de Hamas y había estado en prisión por el asesinato de palestinos que colaboraron con los israelíes, pero fue liberado en 2011 en medio de un intercambio de prisioneros.

La fiscalía militar israelí presentó hace una semana acusaciones contra dos palestinos del distrito cisjordano de Hebrón por su presunta participación en el asesinato de un alto oficial de la policía israelí el pasado mes de abril.

Los dos acusados, Ziad Awad, de 42 años, y su hijo Az Al-Adin Hasan Awad, de 18, fueron arrestados el 7 de mayo por el servicio secreto Shin Bet.

El ataque costó la vida al superintendente de policía Baruj Mizrahi, causó heridas de gravedad a su mujer y moderadas a uno de sus hijos cuando la familia se dirigía a un asentamiento en la zona para celebrar la Pascua.

La detención de los dos presuntos implicados se produjo después de una investigación de los servicios secretos.

El principal acusado, el padre, es uno de los más de 400 milicianos palestinos que Israel dejó en libertad en 2011 en un canje por el soldado Guilad Shalit, que llevaba cautivo cinco años en la franja de Gaza.

El gobierno de Israel ordenó el mes pasado al ejército demoler la vivienda del acusado, y permitió a la familia presentar una apelación al Tribunal Supremo.

El lunes, la Corte Suprema de Israel rechazó una petición de organizaciones civiles y de derechos humanos para evitar la demolición de la casa ubicada en la aldea de Idhna, cerca de Hebrón, en la ocupada Cisjordania.

 




Volver arriba