Casa de Mushárraf estará rodeada de un muro a prueba de bombas

El expresidente paquistaní Perver Mushárraf

ISLAMABAD (EFE).- La residencia del expresidente paquistaní Perver Mushárraf en Islamabad estará rodeada de un muro de más de 3.5 metros de altura a prueba de bombas, cuya construcción comenzó hoy, informaron medios locales.

Los bloques para construir el muro en la residencia de Chak Shahzad, una casa de campo a las afueras de Islamabad, fueron trasladados en camiones con el apoyo de una empresa municipal de servicios, según el diario local “Express Tribune”.

El muro cerrará los accesos a la casa, salvo la entrada principal, que contará con personal de seguridad, después de los incidentes sufridos por el dictador, que se encuentra en libertad provisional acusado de alta traición.

El último de ellos ocurrió el 3 de abril, cuando el expresidente de Pakistán (1999-2008) salió ileso de un atentado con explosivos al paso de su convoy en Islamabad, cuando volvía a su residencia desde un centro médico en el que es tratado de problemas cardiacos.

En enero pasado fueron encontrados explosivos para ser detonados por control remoto en la ruta que debía recorrer Mushárraf hasta un tribunal, días después de que en diciembre de 2013 se hallara en dos ocasiones material explosivo cerca de su casa y en el camino al juzgado.

La Policía descubrió en abril de 2013 un coche bomba cerca de la casa del exmandatario, que está acusado por un tribunal especial de alta traición por suspender el orden constitucional en 2007, un delito que puede acarrear la pena de muerte.

Los defensores del antiguo presidente advirtieron de que su vida corría peligro y Mushárraf, de 70 años, solicitó en la vista poder salir del país para visitar a su madre hospitalizada en Emiratos Árabes Unidos y para recibir en Estados Unidos un mejor tratamiento a su dolencia cardiaca.

El movimiento talibán paquistaní (TTP, en sus siglas en urdu) amenazó con acabar con la vida del exmandatario en marzo del año pasado, cuando regresó al país procedente del exilio con la intención de presentarse a las elecciones, aunque luego fue arrestado.

En julio de 2007, fue objeto de un atentado fallido, cuando varios proyectiles fueron lanzados contra el avión en que acababa de despegar de una base aérea cerca de Islamabad.

El entonces presidente sufrió en diciembre de 2003 otros dos atentados con explosivos, de los que salió ileso, pero en los que ocho personas murieron y hubo decenas de heridos.

Pervez Mushárraf llegó al poder el 12 de octubre de 1999 tras dar un golpe de Estado contra el entonces primer ministro, Nawaz Sharif, que volvió a la jefatura de Gobierno tras vencer en las elecciones de mayo pasado.




Volver arriba