"Botín de guerra"

“Botín de guerra”

El Estado Islámico vende 300 mujeres a radicales en Siria

1 / 2


Chiítas desalojan la ciudad de Amirli, Iraq, en un helicóptero. Abajo, un soldado iraquí ayuda a un menor


MOSUL (EFE).- El yihadista Estado Islámico (EI) vendió a casi 300 mujeres yazidíes que capturó recientemente en Iraq a sus milicianos en Siria, pues las considera “botín de la guerra contra los herejes”.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó ayer que el EI vendió por 1,000 dólares a cada una de estas mujeres entre sus combatientes en Siria.

El grupo radical pretende que las yazidíes se conviertan primero al islam y luego se casen con los yihadistas a los que fueron vendidas.

El Observatorio mencionó el caso de cuando menos 27 mujeres que ya fueron obligadas a casarse con integrantes del EI en la periferia de la provincia de Alepo y en las ciudades de Raqa y Hasaka, norte de Siria.

Algunos árabes y kurdos intentaron sin éxito pagar una cifra mucho mayor de dinero al Estado Islámico a cambio de la liberación de estas mujeres en Al Hasaka, añadió el grupo de derechos humanos.

Recuperan pozos

Las tropas kurdas entraron ayer en la estratégica localidad de Zemar, en el norte de Iraq, y se hicieron con el control de los pozos de petróleo de la vecina zona de Ain Zala, según informó un portavoz kurdo.

El radical Estado Islámico (EI) se retiró de Zemar tras duros enfrentamientos que duraron más de tres días y las tropas kurdas consiguieron entrar en la localidad por el noroeste, afirmó el portavoz del Ministerio Kurdo, el general Helgurd Hilkmet.

Además, añadió que ya controlan los pozos de petróleo de Ain Zala, a cinco kilómetros al norte de Zemar, 35 kilómetros al noroeste de la ciudad de Mosul, aún en manos de los yihadistas.

Bajas en el EI

Hilkmet afirmó que infringieron bajas entre los combatientes del EI, si bien no dio detalles sobre los fallecidos entre las fuerzas kurdas.

Fuerzas especiales iraquíes y tropas kurdas lograron el viernes cercar Zemar con el apoyo de aviones de combate estadounidenses, que desde el pasado día 8 están lanzando ataques selectivos sobre posiciones extremistas.En su huida, los yihadistas incendiaron tres yacimientos de crudo en Ain Zala y minaron con explosivos instalaciones oficiales y caminos que conducen hacia Zemar, por lo que tuvieron que ser desactivados por artificieros.Zemar, que depende administrativamente de Mosul, capital de la provincia de Nínive, es una de las zonas que se disputan el Gobierno central de Bagdad y la región autónoma del Kurdistán iraquí.Las tropas kurdas eran responsables de la seguridad en esa localidad, pero se retiraron después de un ataque lanzado hace unas tres semanas por el EI, que capturó a la población, los yacimientos de crudo y el oleoducto que traslada petróleo a puertos turcos.

Iraq es escenario de un conflicto armado, con tintes sectarios, desde junio pasado, cuando insurgentes suníes encabezados por el EI lanzaron una ofensiva en la mitad norte del país y declararon un califato en zonas de Iraq y Siria.

Miles de personas de la minoría kurda yazidí han huido de sus hogares en el norte de Iraq perseguidos por el EI, mientras que otros tantos se vieron obligados a resguardarse en el monte Sinjar este mes generando una nueva crisis humanitaria.

En su avance sobre el terreno, los yihadistas han perseguido a los yazidíes y otras minorías religiosas , obligándolos a convertirse al islam para seguir con vida .

Ante el riesgo de un genocidio, Estados unidos optó por apoyar a las fueras iraquíes y kurdas contra el EI y desde el pasado día 8 ha lanzado un centenar de ataques aéreos contra posiciones extremistas.

Conflicto | Ataques

Iraq y Siria son escenario de un conflicto armado con tintes sectarios perpetrado por el Estado Islámico (EI).

Respuesta global

La amenaza que representa el grupo radical requiere de una respuesta global, advirtió el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en un articulo publicado ayer por “The New York Times”.

Campaña insuficiente

El secretario reconoció que la campaña de ataques aéreos no será suficiente para su derrota.




Volver arriba