Aumenta en Iraq la violencia de sectas

Aumenta en Iraq la violencia de sectas

Grupos tribales y el Ejército luchan contra Al Qaeda

Combatientes sunitas con ametralladoras y lanzamisiles toman posiciones en Faluya, donde luchan contra milicias ligadas a Al Qaeda

BAGDAD (AP).- Al menos 59 combatientes rebeldes murieron ayer en choques entre varios grupos islamistas sirios opositores y la organización extremista Estado Islámico en Iraq y Levante, vinculada a Al Qaeda.

El ejército iraquí trató ayer de expulsar a combatientes de Al Qaeda en la provincia de mayoría sunita de Ambar, en una ofensiva que incluyó bombardeos y el asedio de la capital regional.

Además, una oleada de ataques con explosivos sacudió varios barrios de Bagdad.

Las recientes incursiones de los insurgentes han representado un revés para el gobierno de extracción chiita, y la violencia sectaria se ha incrementado desde el retiro de las fuerzas de EE.UU. Imágenes en video de los bombardeos en Ambar _al parecer tomadas desde el aire por la noche_ difundidas por el Ministerio de Defensa mostraban refugios de al-Qaida siendo atacados. En ellas se ve a hombres reunidos alrededor de un vehículo que corren al comenzar el bombardeo. El ministerio dijo en un comunicado que la fuerza aérea atacó durante la noche un escondite de combatientes, a quienes identificó como integrantes del grupo Estado Islámico de Irak y el Levante, un grupo vinculado con al-Qaida, y que el gobierno califica como “terrorista”. El ejército y tribus aliadas también se enfrentaron ayer con elementos de Al Qaeda en las afueras de Faluya. Dijeron que 22 soldados y 12 civiles murieron, junto con un número impreciso de extremistas, y que 58 personas resultaron heridas. Los funcionarios hablaron con la condición de guardar el anonimato porque no estaban autorizados a informar a la prensa. Dijeron que clanes dentro de la ciudad de Faluya han comenzado a formar brigadas. Algunas de las facciones que lucharon contra los estadounidenses en la invasión de hace una década dicen que no quieren que el ejército iraquí entre en la ciudad. No hubo combates dentro de la urbe el domingo. Las tropas del gobierno, respaldadas por tribus suníes opuestas a Al Qaeda, ha rodeado Faluya por varios días, y han entrado en partes de Ramadi. En Bagdad, el ataque con el mayor número de víctimas ocurrió en el barrio norteño chiita de Shaab, donde dos automóviles cargados de explosivos estallaron simultáneamente cerca de un restaurante y una casa de té. Diez personas murieron y 26 resultaron heridas en este atentado Las autoridades agregaron que un automóvil estacionado estalló en el distrito occidental chií de Ciudad Sadr, dejando cinco muertos y 10 heridos. En otro estallido tres civiles murieron y seis resultaron heridos en un área comercial del barrio de Bab al-Muadham, en el centro de la ciudad. Dos explosiones más dejaron dos civiles muertos y 13 heridos.Funcionarios médicos confirmaron las cifras de víctimas. Todos los funcionarios hablaron a condición de preservar el anonimato, porque no están autorizados a revelar información. Ha habido enfrentamientos armados desde el lunes en Ramadi y la vecina Faluya, y los ataques del domingo en Bagdad pudieran ser vistos como una táctica de los extremistas para distraer a las fuerzas de seguridad. Previamente el domingo, un alto funcionario militar iraquí dijo que sus fuerzas demorarán algunos días para expulsar completamente a los extremistas vinculados con Al Qaeda en las dos ciudades. El teniente general Rashid Fleih, director del Mando Militar de Ambar, dijo el domingo en la televisión estatal que hacen falta “dos o tres días” para sacar a los extremistas de Faluya y Ramadi. Según Fleih, tribus suníes que apoyan al gobierno lideran las operaciones, mientras que el ejército sólo ofrece cobertura aérea y logística en el terreno. No abundó en detalles sobre las operaciones. Ramadi fue un bastión de los insurgentes suníes durante la invasión de Estados Unidos. Los combatientes de Al Qaeda tomaron grandes áreas de ambas ciudades la última semana y han estado repeliendo a las fuerzas del gobierno desde entonces.

Iraq | Inestabilidad

Continúan choques por el control de las ciudades iraquíes de Faluya y Ramadi.

Incursiones rebeldes

Las recientes incursiones de los insurgentes en las ciudades de Faluya y Ramadi han representado un revés para el gobierno de extracción chiita, y la violencia sectaria se ha incrementado desde el retiro de las fuerzas de Estados Unidos.




Volver arriba