Ataque en Siria deja al menos 41 muertos

JERUSALÉN (Notimex).- Al menos 41 personas murieron cuando militantes del Estado Islámico de Iraq y el Levante (EIIL) irrumpieron y atacaron una aldea siria de minoría alauita, etnia a la que pertenece el presidente Bashar al-Assad, denunciaron hoy activistas.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) precisó que entre las víctimas figuran 21 civiles -de los cuales 10 eran miembros de una misma familia- y 20 milicianos progubernamentales.

Las víctimas murieron el domingo después de que los combatientes del EIIL ingresaron en la localidad de Maan, en la provincia central de Hama, donde quemaron y destruyeron decenas de viviendas, confirmaron fuentes provinciales, citadas por la agencia siria de noticias Sana.

Poco antes, el Estado Islámico de Irak y el Levante, un grupo escindido de Al Qaeda, anunció que ha retirado sus fuerzas de Deir al Zor, una provincia del este de Siria rica en petróleo, tras días de cruentos combates con grupos rebeldes rivales.

Varios grupos rebeldes lanzaron en enero pasado una campaña para intentar expulsar a los combatientes del EIIL, sus antiguos aliados, de las regiones controladas por la oposición al régimen de Bashar al-Assad en el norte y el este de Siria.

Según el OSDH, Deir al Zor está actualmente en manos de combatientes del Frente al Nusra, así como de otros 10 grupos rebeldes.

En otro frente de combate, aviones del régimen sirio bombardearon este lunes con barriles llenos de explosivos el barrio de Hanano, en la norteña ciudad de Alepo, blanco en el último mes de frecuentes ataques aéreos, reportó el OSDH, que cuenta con una amplia red de activistas.

La aviación gubernamental también abrió fuego con armas automáticas en las últimas horas contra zonas del antiguo casco de Alepo, donde sólo ocasionó daños materiales.

Los bombardeos coinciden este lunes con el comienzo de la segunda ronda de negociaciones entre el régimen y la oposición siria en Ginebra, con la mediación del enviado especial de las Naciones Unidas y la Liga Arabe para Siria, Lajdar Brahimi.

Las conversaciones se retomaron después de que durante este fin de semana se llevó a cabo una evacuación de civiles -mujeres, menores, ancianos y enfermos- del cercado casco antiguo de Homs, en el centro del país.

El acuerdo para esta evacuación y la entrega de ayuda ha sido casi el único logro de la primera ronda de conversaciones, que se desarrolló entre los pasados 22 y 31 de enero.

El régimen sirio adelantó la víspera la posibilidad de que la salida de civiles de Homs, que se ha realizado en colaboración con las Naciones Unidas y la Media Luna Roja, se extendiera por más días.

Ante la escasez de alimentos y medicinas, al menos 20 presos han muerto en los últimos días en la cárcel central de Alepo, informaron este lunes las autoridades y activistas sirios.

Según el gobernador de Alepo, Mohamed Wahid Akad, los 20 reclusos perdieron la vida por la falta de medicamentos y comida después de que ‘un grupo terrorista’ impidió a la Media Luna Roja Siria llegar a la prisión para distribuir ayuda.

Desde el pasado 3 de enero, el norte de Siria es escenario de combates entre EIIL y otros grupos insurgentes islamistas como el Frente Islámico, el Ejército Libre Sirio y el Ejército de los Mujaidines, que quieren expulsar a los primeros del país.




Volver arriba