Asesinan a un jesuita holandés en Siria

Fotografía del sacerdote jesuita de origen holandés, Frans Van der Lugt, asesinado en la ciudad de Homs, Siria, hoy lunes 7 de abril de 2014

Fotografía del sacerdote jesuita de origen holandés, Frans Van der Lugt, asesinado en la ciudad de Homs, Siria, hoy lunes 7 de abril de 2014

BEIRUT, Líbano.   (EFE).- El sacerdote holandés Frans Van der Lugt fue asesinado hoy por hombres armados en la Casa de los Jesuitas en el barrio de Bustán al Diwan, en el casco antiguo de la ciudad de Homs, en el centro de Siria, según fuentes religiosas y gubernamentales.

El nuncio (embajador) del Vaticano en Damasco, arzobispo Mario Zenari, dijo a Efe por teléfono que el cura falleció por los disparos que recibió en la cabeza por parte de un grupo armado, que entró esta mañana en la Casa de los Jesuitas.

“Desconocemos las circunstancias exactas de su muerte. Ha sido una gran sorpresa, porque él ha sobrevivido en el pasado a bombardeos y tiroteos en Homs, donde decidió quedarse por su propia voluntad”, señaló Zenari.

El nuncio agregó que todavía no se ha evacuado el cadáver de Van der Lugt de la Casa de los Jesuitas, donde residía junto a una veintena de cristianos- “Es una noticia muy triste, era una persona muy querida por su trabajo humanitario”, lamentó.

Por su parte, el gobernador de Homs, Talal al Barazi, aseguró, en declaraciones a Efe, que los asesinos del sacerdote son miembros del Frente al Nusra, vinculado a Al Qaeda.

Al Barazi indicó que la Media Luna Roja intentará entrar en el casco antiguo durante el día de hoy para evacuar el cuerpo del cura.

El gobernador afirmó que Van der Lugt vivía en la ciudad desde hace 40 años y que su labor humanitaria era muy apreciada.

El distrito de Bustán al Diwan es una de las áreas tomadas por los insurgentes en Homs, y está cercada por el Ejército sirio.

El cura rechazó marcharse cuando se produjo la evacuación de civiles de los barrios asediados de Homs en febrero pasado, tras un acuerdo entre las autoridades y los rebeldes, auspiciado por la ONU.

En esta población, al menos 29 combatientes opositores murieron ayer por la explosión de un coche bomba en el barrio de Suq al Yach, en el centro.

En territorio sirio también está secuestrado desde julio de 2013 el sacerdote jesuita Paolo Dall’Oglio. Las autoridades italianas creen que el religioso podría estar en manos de algún grupo islamista.

Etiquetas:, , , ,