Antiislámico prohibir matrimonio infantil

ISLAMABAD (EFE).- El Consejo de Ideología Islámica (CII), un cuerpo asesor de las autoridades de Paquistán, calificó hoy de “antiislámico” que la legislación paquistaní prohíba el matrimonio infantil, informó el medio local Dawn.

El CII, que hoy ha concluido una reunión de dos días en Islamabad, aseguró que la unión infantil no va en contra el islam, aunque concretó que la consumación del matrimonio, o “rukhsati”, solo está permitida cuando la pareja alcanza la pubertad.

Esas declaraciones llegaron un día después de que el presidente del CII, Mohamed Khan Shirani, criticase otro aspecto de la legislación paquistaní en relación al matrimonio, según el cual los hombres deben pedir permiso a su esposa para casarse con otra mujer.

La ley paquistaní regula la poligamia, una práctica cada vez más en desuso pero que se adhiere a la norma islámica de permitir a un varón tener hasta cuatro esposas a la vez, y establece que la edad mínima para casarse es 16 años para ellas y 18 para los chicos.

A pesar de que la ley castiga los matrimonios entre menores con multas y penas leves de prisión, un matrimonio denunciado por la edad irregular de los contrayentes no queda anulado, sino que sigue vigente una vez cumplida la pena.

La organización paquistaní de defensa de los derechos de la mujer Shirkat Gah presentó a finales del año pasado un estudio que constata que en algunas zonas de Pakistán la edad media de matrimonio es de 13 años para las niñas.

De acuerdo con el documento, casi la mitad de las paquistaníes se casan antes de los 19 años y, de media, tienen a su primer hijo dos años después.

Integrado por clérigos de diversas tendencias, el Consejo de Ideología Islámica carece de capacidad sancionadora, pero ejerce una notable influencia sobre las autoridades y los estamentos legislativo y judicial del país.

El organismo está controlado por el sector más conservador y el año pasado frenó, por ejemplo, una iniciativa nacida en el seno del propio Consejo para endurecer el castigo de los que realizan falsas acusaciones de blasfemia, que en la actualidad suelen quedar indemnes.

El CII también rechazó hace un año que los rastros de ADN puedan ser usados como prueba principal en violaciones, y recomendó que en las agresiones sexuales se mantenga el precepto islámico de tener cuatro testigos oculares varones para probar el crimen.




Volver arriba