Más implicados en el lío del banco vaticano

Orden de arresto, párroco detenido y notario castigado

El prelado Nunzio Scarano, investigado por lavado de dinero

El sacerdote italiano Nunzio Scarano, arrestado en junio por el delito de lavado de dinero, recibió ayer una nueva orden de detención domiciliaria por más cargos, relacionados también con irregularidades durante su gestión como contador del Instituto para las Obras de Religión o banco vaticano.

Junto con Scarano fue detenido el presbítero Luigi Noli, párroco de Palermo, y a un notario se le prohibió ejercer el cargo.

La policía financiera italiana confiscó bienes inmuebles y cuentas corrientes, algunas de ellas en el banco vaticano, por cerca de seis millones de euros.

Por otra parte, la Casa Blanca y el Vaticano confirmaron ayer la reunión que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el papa Francisco sostendrán el 27 de marzo en la Santa Sede.

 




Volver arriba