Maestros bonaerenses ratifican una huelga tras nuevo fracaso en las negociaciones

1 / 6


Maestros argentinos marcharon en Buenos Aires para exigir al gobierno un aumento de salario superior al que fue ofrecido por las autoridades. Los profesores llevan 15 días en huelga, afectando a más de tres millones de estudiantes
Maestros argentinos marcharon en Buenos Aires para exigir al gobierno un aumento de salario superior al que fue ofrecido por las autoridades. Los profesores llevan 15 días en huelga, afectando a más de tres millones de estudiantes
Maestros argentinos marcharon en Buenos Aires para exigir al gobierno un aumento de salario superior al que fue ofrecido por las autoridades. Los profesores llevan 15 días en huelga, afectando a más de tres millones de estudiantes
Maestros argentinos marcharon en Buenos Aires para exigir al gobierno un aumento de salario superior al que fue ofrecido por las autoridades. Los profesores llevan 15 días en huelga, afectando a más de tres millones de estudiantes
Maestros argentinos marcharon en Buenos Aires para exigir al gobierno un aumento de salario superior al que fue ofrecido por las autoridades. Los profesores llevan 15 días en huelga, afectando a más de tres millones de estudiantes
Maestros argentinos marcharon en Buenos Aires para exigir al gobierno un aumento de salario superior al que fue ofrecido por las autoridades. Los profesores llevan 15 días en huelga, afectando a más de tres millones de estudiantes


BUENOS AIRES (EFE).- Los gremios docentes de la provincia de Buenos Aires, la más poblada de Argentina, ratificaron ayer su huelga, que lleva ya quince días, tras un nuevo fracaso en las negociaciones salariales con el Gobierno provincial.
La ratificación de la medida de fuerza, que afecta a 3.5 millones de escolares, fue anunciada por los dirigentes sindicales al concluir una reunión con representantes del gobierno bonaerense.

En el encuentro, el Ejecutivo provincial, según los gremios, ratificó su decisión de mantener el aumento del 30.9 por ciento que dio la semana pasada por decreto tras el infructuoso diálogo con los sindicatos.

Los gremios, que reclaman un alza del 35 por ciento, alegan que el incremento dado por decreto beneficia apenas a un quinto de los educadores, mientras que para el resto el aumento salarial no supera el 24 por ciento.
Por el conflicto salarial, las clases en la provincia de Buenos Aires, que debieron iniciarse el 5 de marzo, aún no han comenzado.

El pasado sábado el defensor del pueblo bonaerense logró una medida cautelar por parte de la Justicia para que los maestros vuelvan a las aulas y no vulnerar el “derecho a la educación” de los alumnos.

Sin embargo, los gremios alegaron que no fueron notificados en tiempo y forma de esa orden judicial y que ahora además ni siquiera está firme pues la medida, que fue dictada inicialmente el sábado por un juez de turno, pasó ahora a otro magistrado, que días atrás rechazó una medida preventiva para que se levante la huelga solicitada por un particular.

Las negociaciones salariales del sector educativo son unas de las más conflictivas de Argentina, porque sirven como referencia para las paritarias de los demás gremios.




Volver arriba