La prensa sudafricana se rinde a Nelson Mandela, el “profeta de la paz”

Eel Premio Nobel de Paz sudafricano Nelson Mandela durante su cumpleaños en Johanesurgo, Sudáfrica, en foto del 20 de julio de 2005

JOHANNESBURGO (EFE).- Todos los medios sudafricanos se rindieron hoy a la monumental personalidad del expresidente de Sudáfrica Nelson Mandela, que falleció ayer a los 95 años en compañía de su familia.

“De Pekín a Bloemfontein, de El Cairo a Cuito Cuanavale (Angola) y de Londres a Lagos, Nelson Mandela fue admirado como estadista, profeta de la paz, hombre íntegro y faro de esperanza”, escribe el diario “City Press” en el obituario del antiguo líder, a quien califica también de “coloso político” de nuestro tiempo.
“El mundo llora”, dice “The Star” en portada, junto a una foto del rostro de Madiba -nombre del clan de Mandela en lengua xhosa, como se le conoce en Sudáfrica.

“Sudáfrica llora al padre de la nación”, señala el diario “The Citizen”.

La propia cara de Mandela está presente también en las calles de Johannesburgo, impresa en los papeles que anuncian, pegados a las farolas y marquesinas, la muerte del padre de la democracia sudafricana.
Mientras tanto, todas las radios generalistas, privadas y públicas transmiten sin cesar fragmentos de sus discursos más emblemáticos e información sobre la vida de Madiba.

Su alocución en el célebre juicio de Rivonia, en 1964, en el que sería condenado a cadena perpetua por un tribunal sudafricano por sus actividades contra el régimen racista del “apartheid”, puede escucharse en gasolineras y supermercados en el día más triste y emotivo para los compatriotas de Mandela.

Entre los cortes de voz de Madiba en este juicio, en su salida de prisión en 1990 o en su primer discurso como presidente en 1994 suenan también canciones populares en su honor, como “My Black President”, compuesta por la fallecida Brenda Fassie, o “Asimbonanga”, del músico sudafricano Johnny Clegg.

Asimismo, las televisiones informan de las reacciones y ofrecen imágenes de los miles de sudafricanos que se acercan a la casa de Mandela en el barrio de Houghton de Johannesburgo, donde ayer falleció el estadista.

Etiquetas: