La fiesta del carnaval de Brasil baja el telón

1 / 21


El carnaval de Brasil llegó ayer a su último día con desfiles de comparsas callejeras que aún resistían a dejar los festejos y mantienen la fiesta por todo el país, después de que el sambódromo de Río de Janeiro, con los pomposos desfiles de las escuelas de samba, bajó el telón en la madrugada. Los casi cinco días del carnaval, que se celebra en todo el país, pusieron su punto final con los “bloques” callejeros, muy tradicionales y en muchos casos hasta centenarios en ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, y otras.
El carnaval de Brasil llegó ayer a su último día con desfiles de comparsas callejeras que aún resistían a dejar los festejos y mantienen la fiesta por todo el país, después de que el sambódromo de Río de Janeiro, con los pomposos desfiles de las escuelas de samba, bajó el telón en la madrugada. Los casi cinco días del carnaval, que se celebra en todo el país, pusieron su punto final con los “bloques” callejeros, muy tradicionales y en muchos casos hasta centenarios en ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, y otras.
El carnaval de Brasil llegó ayer a su último día con desfiles de comparsas callejeras que aún resistían a dejar los festejos y mantienen la fiesta por todo el país, después de que el sambódromo de Río de Janeiro, con los pomposos desfiles de las escuelas de samba, bajó el telón en la madrugada. Los casi cinco días del carnaval, que se celebra en todo el país, pusieron su punto final con los “bloques” callejeros, muy tradicionales y en muchos casos hasta centenarios en ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, y otras.
El carnaval de Brasil llegó ayer a su último día con desfiles de comparsas callejeras que aún resistían a dejar los festejos y mantienen la fiesta por todo el país, después de que el sambódromo de Río de Janeiro, con los pomposos desfiles de las escuelas de samba, bajó el telón en la madrugada. Los casi cinco días del carnaval, que se celebra en todo el país, pusieron su punto final con los “bloques” callejeros, muy tradicionales y en muchos casos hasta centenarios en ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, y otras.
El carnaval de Brasil llegó ayer a su último día con desfiles de comparsas callejeras que aún resistían a dejar los festejos y mantienen la fiesta por todo el país, después de que el sambódromo de Río de Janeiro, con los pomposos desfiles de las escuelas de samba, bajó el telón en la madrugada. Los casi cinco días del carnaval, que se celebra en todo el país, pusieron su punto final con los “bloques” callejeros, muy tradicionales y en muchos casos hasta centenarios en ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, y otras.
El carnaval de Brasil llegó ayer a su último día con desfiles de comparsas callejeras que aún resistían a dejar los festejos y mantienen la fiesta por todo el país, después de que el sambódromo de Río de Janeiro, con los pomposos desfiles de las escuelas de samba, bajó el telón en la madrugada. Los casi cinco días del carnaval, que se celebra en todo el país, pusieron su punto final con los “bloques” callejeros, muy tradicionales y en muchos casos hasta centenarios en ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, y otras.
El carnaval de Brasil llegó ayer a su último día con desfiles de comparsas callejeras que aún resistían a dejar los festejos y mantienen la fiesta por todo el país, después de que el sambódromo de Río de Janeiro, con los pomposos desfiles de las escuelas de samba, bajó el telón en la madrugada. Los casi cinco días del carnaval, que se celebra en todo el país, pusieron su punto final con los “bloques” callejeros, muy tradicionales y en muchos casos hasta centenarios en ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, y otras.
El carnaval de Brasil llegó ayer a su último día con desfiles de comparsas callejeras que aún resistían a dejar los festejos y mantienen la fiesta por todo el país, después de que el sambódromo de Río de Janeiro, con los pomposos desfiles de las escuelas de samba, bajó el telón en la madrugada. Los casi cinco días del carnaval, que se celebra en todo el país, pusieron su punto final con los “bloques” callejeros, muy tradicionales y en muchos casos hasta centenarios en ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, y otras.
El carnaval de Brasil llegó ayer a su último día con desfiles de comparsas callejeras que aún resistían a dejar los festejos y mantienen la fiesta por todo el país, después de que el sambódromo de Río de Janeiro, con los pomposos desfiles de las escuelas de samba, bajó el telón en la madrugada. Los casi cinco días del carnaval, que se celebra en todo el país, pusieron su punto final con los “bloques” callejeros, muy tradicionales y en muchos casos hasta centenarios en ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, y otras.
El carnaval de Brasil llegó ayer a su último día con desfiles de comparsas callejeras que aún resistían a dejar los festejos y mantienen la fiesta por todo el país, después de que el sambódromo de Río de Janeiro, con los pomposos desfiles de las escuelas de samba, bajó el telón en la madrugada. Los casi cinco días del carnaval, que se celebra en todo el país, pusieron su punto final con los “bloques” callejeros, muy tradicionales y en muchos casos hasta centenarios en ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, y otras.
El carnaval de Brasil llegó ayer a su último día con desfiles de comparsas callejeras que aún resistían a dejar los festejos y mantienen la fiesta por todo el país, después de que el sambódromo de Río de Janeiro, con los pomposos desfiles de las escuelas de samba, bajó el telón en la madrugada. Los casi cinco días del carnaval, que se celebra en todo el país, pusieron su punto final con los “bloques” callejeros, muy tradicionales y en muchos casos hasta centenarios en ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, y otras.
El carnaval de Brasil llegó ayer a su último día con desfiles de comparsas callejeras que aún resistían a dejar los festejos y mantienen la fiesta por todo el país, después de que el sambódromo de Río de Janeiro, con los pomposos desfiles de las escuelas de samba, bajó el telón en la madrugada. Los casi cinco días del carnaval, que se celebra en todo el país, pusieron su punto final con los “bloques” callejeros, muy tradicionales y en muchos casos hasta centenarios en ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, y otras.
El carnaval de Brasil llegó ayer a su último día con desfiles de comparsas callejeras que aún resistían a dejar los festejos y mantienen la fiesta por todo el país, después de que el sambódromo de Río de Janeiro, con los pomposos desfiles de las escuelas de samba, bajó el telón en la madrugada. Los casi cinco días del carnaval, que se celebra en todo el país, pusieron su punto final con los “bloques” callejeros, muy tradicionales y en muchos casos hasta centenarios en ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, y otras.
El carnaval de Brasil llegó ayer a su último día con desfiles de comparsas callejeras que aún resistían a dejar los festejos y mantienen la fiesta por todo el país, después de que el sambódromo de Río de Janeiro, con los pomposos desfiles de las escuelas de samba, bajó el telón en la madrugada. Los casi cinco días del carnaval, que se celebra en todo el país, pusieron su punto final con los “bloques” callejeros, muy tradicionales y en muchos casos hasta centenarios en ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, y otras.
El carnaval de Brasil llegó ayer a su último día con desfiles de comparsas callejeras que aún resistían a dejar los festejos y mantienen la fiesta por todo el país, después de que el sambódromo de Río de Janeiro, con los pomposos desfiles de las escuelas de samba, bajó el telón en la madrugada. Los casi cinco días del carnaval, que se celebra en todo el país, pusieron su punto final con los “bloques” callejeros, muy tradicionales y en muchos casos hasta centenarios en ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, y otras.
El carnaval de Brasil llegó ayer a su último día con desfiles de comparsas callejeras que aún resistían a dejar los festejos y mantienen la fiesta por todo el país, después de que el sambódromo de Río de Janeiro, con los pomposos desfiles de las escuelas de samba, bajó el telón en la madrugada. Los casi cinco días del carnaval, que se celebra en todo el país, pusieron su punto final con los “bloques” callejeros, muy tradicionales y en muchos casos hasta centenarios en ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, y otras.
El carnaval de Brasil llegó ayer a su último día con desfiles de comparsas callejeras que aún resistían a dejar los festejos y mantienen la fiesta por todo el país, después de que el sambódromo de Río de Janeiro, con los pomposos desfiles de las escuelas de samba, bajó el telón en la madrugada. Los casi cinco días del carnaval, que se celebra en todo el país, pusieron su punto final con los “bloques” callejeros, muy tradicionales y en muchos casos hasta centenarios en ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, y otras.
El carnaval de Brasil llegó ayer a su último día con desfiles de comparsas callejeras que aún resistían a dejar los festejos y mantienen la fiesta por todo el país, después de que el sambódromo de Río de Janeiro, con los pomposos desfiles de las escuelas de samba, bajó el telón en la madrugada. Los casi cinco días del carnaval, que se celebra en todo el país, pusieron su punto final con los “bloques” callejeros, muy tradicionales y en muchos casos hasta centenarios en ciudades como Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador, Belo Horizonte, y otras.





Volver arriba