Kiev libera a los diez soldados rusos apresados en territorio ucraniano

MOSCÚ (EFE).- Ucrania liberó a los diez soldados rusos que fueron apresados hace una semana tras cruzar ilegalmente la frontera, anunció hoy Alexéi Ragozin, comandante adjunto de las Fuerzas Aerotransportadas de Rusia.

“Las negociaciones no fueron nada fáciles. Con todo, reinó el sentido común y todo terminó bien. Lo principal es que los chicos ya están con nosotros, en Rusia. Quiero subrayar que nosotros nunca abandonamos a los nuestros”, dijo Ragozin a las agencias locales

Al mismo tiempo, el general ruso tachó de “inadmisible” el hecho de que los soldados fueran retenidos durante tanto tiempo e incluso fueran enviados a Kiev.

“En cambio, cientos de soldados ucranianos que fueron a parar a territorio ruso fueron entregados de inmediato a Ucrania tras recibir toda clase de asistencia”, señaló.

El presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró esta semana que el líder ucraniano, Petró Poroshenko, le había prometido liberar a los soldados rusos, que cruzaron la frontera por error, según el Kremlin.

“Esa es la verdad. Creo firmemente que se perdieron, ya que la frontera no estaba señalizada”, señaló.
Y recordó que los soldados ucranianos que cruzaron la frontera para huir de los combates siempre fueron tratados bien y, en el caso de los heridos, incluso hospitalizados.

“En una ocasión fueron 450 soldados y hace muy poco 60 y muchos armados. Hubo casos en que entraban en nuestro territorio y decían que se habían perdido a bordo de sus blindados”, señaló.

Los soldados rusos fueron capturados junto a la localidad de Dzerkalni, a unos 20 kilómetros de la frontera con Rusia, cuando se desplazaban en un blindado.

Kiev, que interrogó a los soldados, ofreció un vídeo con sus confesiones y les obligó a comparecer en rueda de prensa, considera que este incidente confirma la presencia de tropas regulares rusas en su territorio.

Las tropas rusas habrían reforzado las filas de los rebeldes, que han lanzado una contraofensiva en los últimos días para abrir un tercer frente en las costas del de Marzo de Azov.

Durante la sesión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU, Ucrania denunció la “agresión rusa”, mientras el presidente, Petró Poroshenko, pidió ayer a la Unión Europea más sanciones contra Moscú y ayuda militar.

Por otra parte, los insurgentes de la autoproclamada república popular de Donetsk informaron hoy sobre la liberación de más de 200 soldados ucranianos que habían sido hecho prisioneros.

Al mismo tiempo, aseguraron que, debido al intento de las fuerzas ucranianas de romper el cerco al que estaban sometidas sin deponer las armas, más de 120 soldados gubernamentales habrían muerto o recibido heridas de diversa gravedad.

Además, se hicieron con seis tanques y destruyeron otros cinco y ocho blindados, además de desarmar a unos 200 efectivos militares.

El batallón de voluntarios “Crimea” confirmó un gran número de bajas en sus filas, que se habrían producido cuando las fuerzas leales a Kiev fueron atacadas al iniciar el repliegue a través del corredor acordado con los rebeldes.

Putin llamó en la madrugada del viernes a los rebeldes prorrusos a abrir un corredor para el repliegue de los soldados ucranianos cercados, aunque estos pusieron como condición que las fuerzas leales a Kiev abandonaran todo su armamento. EFE

 

Etiquetas:, ,