Incluso los pingüinos y los osos polares sienten frío en Estados Unidos

1 / 26


Osos polares y pingüinos de los zoológicos de algunas ciudades como Chicago han sido cobijados para protegerlos de las gélidas temperaturas


WASHINGTON (EFE).— Los estadounidenses están viviendo una sucesión de fenómenos invernales desconocida: primero frío, luego una tormenta de nieve seguida de lluvia, y ahora un vórtice llegado del Polo.

Cuando la temperatura baja de los 25 grados bajo cero, la piel expuesta directamente a ese frío queda congelada en cuestión de minutos y la hipotermia no tarda más en llegar.

El frío que afronta buena parte del país es tal que incluso los osos polares y los pingüinos de los zoológicos de algunas ciudades como Chicago han sido cobijados para protegerlos de las gélidas temperaturas.

Para los humanos, las autoridades recomiendan llevar manoplas en lugar de guantes, no permanecer en la calle mojados y, si sus circunstancias se lo permiten, no salir a la calle de ningún modo.

Quienes tengan que desplazarse deben comprobar que la batería de su vehículo está bien cargada, puesto que las que tienen más de tres años podrían no funcionar después de estar sometidas a temperaturas tan extremas.

La ola de frío ha llegado esta vez hasta el sur de Florida, donde las autoridades abrieron albergues públicos desde St. Petersburg a Pensacola, y donde ayer por la mañana había una advertencia de heladas en Tampa Bay.

Más de 30,000 familias en Indiana pasaron la noche sin energía eléctrica después de que la nieve y las heladas derribaran cables y postes del tendido eléctrico.

Los gobernadores de Illinois, Pat Quinn, y de Indiana, Mike Pence, declararon zonas de desastre en sus estados, lo cual abre la senda para la solicitud de asistencia del Gobierno federal.

Más de 500 pasajeros de la empresa ferroviaria Amtrak pasaron la noche dentro de tres trenes que se dirigían a Chicago y que quedaron bloqueados debido a las neviscas que cubrieron la región central norte de Illinois.

También el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, declaró emergencias en áreas occidentales del estado, y numerosas rutas quedaron cerradas al tránsito debido al hielo.

En el área de Chicago, las autoridades informaron que cuatro personas murieron durante el fin de semana mientras paleaban la nieve, y la ciudad tuvo ayer un registro de 26 grados centígrados bajo cero, con un efecto térmico de 44 grados Celsius bajo cero.

Las escuelas permanecieron cerradas por segundo día consecutivo desde Minesota hasta el norte de Virginia, y los cierres se extendieron de Atlanta a Alabama, Carolina del Norte y Carolina del Sur y Florida.




Volver arriba