Hollande se compromete a reducir el gasto público

Imagen tomada de la televisión del presidente francés, Francois Hollande, durante su mensaje por el Año Nuevo 2014, en París, Francia.- (EFE/TELEVISIÓN FRANCESA/FRANCE2)

Imagen tomada de la televisión del presidente francés, Francois Hollande, durante su mensaje por el Año Nuevo 2014, en París, Francia.- (EFE/TELEVISIÓN FRANCESA/FRANCE2)

PARÍS, Francia.  (EFE).- El presidente francés, François Hollande, anunció hoy que el año próximo tomará tres “decisiones fuertes”, la primera de ellas un programa de reducción del gasto público del que se comprometió a ocuparse de hacer el seguimiento durante todo su mandato.

“Estoy convencido de que podemos hacerlo mejor gastando menos”, indicó Hollande en el tradicional discurso radio-televisado de fin de año.

A su juicio los recortes son posibles tanto en la Administración central, como en las locales y también en la Seguridad Social, donde hay que “acabar con los abusos y con los excesos”.

El objetivo último de ese ajuste del gasto público es reducir en el futuro los impuestos, afirmó el jefe del Estado socialista, que no fijó ningún plazo para esa rebaja fiscal, en un momento de plena actualidad del incremento del IVA que se empieza a aplicar desde mañana.

Aseguró que personalmente asumirá “la responsabilidad y el seguimiento de este programa (de disminución del gasto público) durante todo el quinquenio” de su mandato, hasta las elecciones presidenciales de 2017.

Las otras dos decisiones, también “esenciales” que tiene intención de adoptar en 2014 son la simplificación administrativa -“hay que hacer todo más fácil, es la condición para que seamos más atractivos”- y “la transición energética”, presentada como una oportunidad para el surgimiento de un nuevo sector de actividad.

Hollande propuso a las empresas “un pacto de responsabilidad” por el que se compromete a reducirles las cargas que tienen que pagar y las restricciones a sus actividades, a cambio de “más contrataciones y más diálogo social”.

El presidente francés reconoció que 2013 había sido un año “intenso y difícil” porque “la crisis se ha revelado más fuerte y más profunda de lo que habíamos previsto” y eso ha necesitado subidas de impuestos.
Como ya hizo el pasado año en este mismo discurso, repitió que “sólo tengo una prioridad, un objetivo, un compromiso, es el empleo”.

Y sobre su promesa de invertir en 2013 la curva creciente del desempleo, se limitó a señalar que “el paro ha seguido a un nivel elevado, aunque la tendencia estos últimos meses mejora”.

Etiquetas:, , ,