Hollande rompe lazos

Pone "fin a la vida en común" con Valerie Trierweiler

El presidente François Hollande y su pareja, Valerie Trierweiler

PARÍS (EFE).- El presidente francés, François Hollande, anunció ayer su separación de su pareja y primera dama, Valerie Trierweiler.

El jefe del Estado comunicó su decisión después de que hace dos semanas un semanario revelara que tiene una relación sentimental con la actriz Julie Gayet y lo hizo a través de una declaración a la agencia France Presse.

Hollande precisó que pone “fin a la vida en común con Valerie Trierweiler” y que este anuncio lo hacía “a título personal”, después de que los medios franceses esperaran en vano durante horas una declaración formal de la Presidencia.

Hollande dijo que se trata de un asunto que afecta a su “vida privada” y declaró textualmente: “Hago saber que he puesto fin a la vida en común que compartía con Valerie Trierweiler”.

La expectación se incrementó por la mañana cuando varios medios digitales aseguraron que Hollande tenía previsto anunciar su separación, pero el Palacio del Elíseo rechazó durante todo el día dar información alguna.

La edición digital de “Le Journal du Dimanche” (JDD) informó de que la pareja tomó la decisión de separarse durante un almuerzo que mantuvieron el pasado jueves y aseguró que los dos optaron por “acabar con su vida conyugal”.

Agradecimiento

Por su parte, Valerie Trierweiler agradeció ayer públicamente al personal del palacio del Elíseo su “dedicación” en el “momento de la partida” después del anuncio del presidente Hollande.

Esa fue la primera reacción conocida de la periodista de 48 años que ha compartido la vida de Hollande y ejercido la labor de primera dama hasta ahora, que transmitió a través de la red social Twitter.

“Todo mi agradecimiento va para el extraordinario personal del Elíseo. No olvidaré jamás su dedicación ni la emoción en el momento de la partida”, escribió Valerie Trierweiler en su tuit.

Valerie Trierweiler precisamente adquirió notoriedad al poco tiempo de llegar Hollande a la presidencia gala cuando en junio de 2012 apoyó en la red social a un candidato socialista a las elecciones parlamentarias que concurría en competencia con la expareja del presidente, Ségolène Royal.Aquel tuit causó un gran revuelo en Francia y desencadenó un intenso debate sobre el papel de la primera dama, que había comunicado su intención de continuar con su actividad periodística. Ese mensaje enviado por la periodista favoreció al rival de Segolene Royal a la hora de obtener su escaño de diputada en la Asamblea Nacional, institución que la madre de los hijos de Hollande aspiraba a presidir.




Volver arriba