Haití recuerda a las víctimas del sismo de 2010

Haití recuerda a las víctimas del sismo de 2010

El presidente de Haití, Michel Martelly (izquierda), su esposa, Sofía Martelly (al centro), acompañados por funcionarios del gabinete de Gobierno colocan una ofrenda floral en el monumento conmemorativo por las víctimas del terremoto de 2010.- (EFE/ Jean Jacques Augustin)

El presidente de Haití, Michel Martelly (izquierda), su esposa, Sofía Martelly (al centro), acompañados por funcionarios del gabinete de Gobierno colocan una ofrenda floral en el monumento conmemorativo por las víctimas del terremoto de 2010.- (EFE/ Jean Jacques Augustin)

PUERTO PRINCIPE, Haití (AP) _ Los haitianos hicieron el domingo una pausa para recordar a las miles de personas que murieron en un catastrófico terremoto hace cuatro años, y realizaron sombrías y sencillas conmemoraciones en un día de reflexión nacional.

      El presidente Michel Martelly y la primera dama Sophia Martelly colocaron un ramo de flores blancas en un monumento en la capital Puerto Príncipe levantado en memoria de aquellos que murieron.

       La pareja guardó un minuto de silencio frente a una placa colocada en una enorme pieza de roca con la inscripción: “Ene. 12, 2010. Nunca te olvidaremos”.

      Martelly aseguró que se ha logrado mucho desde del desastre.

      “Cuatro años después, creo que hemos avanzado tremendamente”, dijo el presidente a The Associated Press, al tiempo que destacó un descenso en el número de personas que todavía no tienen casa, los hoteles que se están construyendo y las visitas frecuentes de líderes extranjeros. “Por supuesto queda mucho por hacer”.

      El sismo de magnitud 7,0 golpeó afuera de la capital el 12 de enero de 2010 y miles de construcciones se vinieron abajo en Puerto Príncipe y ciudades aledañas. Las autoridades dicen que fallecieron 300.000 personas, pero nadie sabe con certeza cuantas perdieron la vida.

      Se calcula que unas 1,5 millones de personas se quedaron sin hogar y siguen viviendo en campamentos que se volvieron símbolos de devastación y plena desesperación en esta nación de por sí pobre. El número de personas desplazadas desde entonces ha bajado a 146.000, un declive atribuido a una combinación de partidas voluntarias, subsidios de renta y desalojos violentos.

      El día en la capital comenzó como cualquier otro domingo con los fieles acudiendo a las iglesias con sus mejores prendas, caminando por calles notablemente limpias del escombro que las obstaculizaba mucho después del sismo.

      Las estaciones de radio y televisión emitieron música y programas sombríos. El gobierno de Martelly declaró que sería un día de remembranza y reflexión, mientras la bandera haitiana hondeaba a media asta y los clubes recibieron la orden de cerrar.

      “Necesitamos esto, necesitamos recordar a nuestros familiares y amigos que murieron”, dijo Peterson Lebours al visitar un monumento en el cementerio nacional, que se convirtió en una fosa común después del sismo. El profesor de 35 años perdió a un primo, varios amigos y compañeros de trabajo.

      Casi todo el escombro en la capital finalmente ha sido recogido y muchos de los campamentos de tiendas de campaña son menos visibles y han sido reemplazados con sitios de construcción.- (Por TRENTON DANIEL)

        ___      Trenton Daniel está en Twitter como: http://twitter.com/trentondaniel

Etiquetas:, ,