Fotos de alto impacto

Algunos de los momentos más dramáticos del año

1 / 6


Rescatistas llevan en brazos a una mujer sobreviviente del colapso de un edificio en Savar, cerca de Dacca, Bangladesh. El desplome del edificio Rana Plaza causó la muerte de 1,129 personas. Abajo, un policía apunta hacia el graderío mientras una familia escapa de la zona de pisicinas del club Newell's Old Boys, de Argentina
Un manifestante bahrainí resulta envuelto en llamas cuando un disparo de la policía alcanzó la bomba de gasolina que llevaba en la mano y que se disponía a lanzar, durante choques en Sanabis, Baharein, en marzo pasado. En diversas zonas del país árabe los opositores realizaron protestas, con bloqueos de carreteras y cierres de tiendas
Perosnas lesionadas yacen en la calle junto a pedazos de escombros y piezas destrozadas, cerca de la línea de meta del Maratón de Boston, Massachussets, instantes después de la explosión de un artefacto explosivo, el 15 de abril pasado
Dos niñas lloran frente a un altar improvisado a las afueras del centro nocturno Kiss, donde un incendio mató a 230 personas, en Santa Maria, Brasil, en enero. También en enero, fuertes incendios azotaron el pueblo australiano de Dunalley. A la izquierda, una familia que sobrevivió al refugiarse bajo un muelle. El incendio destruyó 90 casas


La tragedia, ya sea ocasionada por actos de la naturaleza o del hombre, juega un papel protagónico en las fotografías de más impacto de este año que termina, en una selección realizada por editores de la agencia Associated Press.

Al aproximarse el fin del año, la agencia hizo una selección de imágenes de algunos de los momentos más dramáticos de su cobertura informativa.

Las fotografías muestran sucesos de resonancia mundial, como el atentado en Boston, en el que dos bombas fabricadas con ollas a presión explotaron cerca de la meta del maratón.

En Australia, amplia región del sureste resulta arrasada por una oleada de incendios registrados en un verano de calor histórico.

En América Latina, el tema de la seguridad en los eventos de masas volvió a dejar un saldo trágico: en Brasil el incendio en una discoteca en la ciudad de Santa María dejó al menos 233 muertos, en su mayoría jóvenes universitarios, en la peor tragedia de su tipo ocurrida en los últimos cincuenta años en ese país.

En Argentina, la violencia en los estadios se hizo presente en la localidad de Rosario, donde simpatizantes del equipo Newell’s Old Boys chocaron con policías y obligaron a suspender un partido entre ese equipo y su tradicional rival Rosario Central.

Por último, una imagen que le dio la vuelta al mundo provino del el reino de Baréin, donde desde 2011 una población de mayoría chií realiza protestas contra la minoría suní gobernante, que en ocasiones han derivado en disturbios o, como en la foto central de esta plana, en una tragedia.- EFE y AP




Volver arriba