Feria para que los deseos “se hagan realidad”

Vecinos de Perú apelan a la fe ya las tradiciones

1 / 3


En las fotos de arriba y abajo un curandero "limpia" la mala suerte de una mujer con un quirquincho (armadillo) en La Feria de los Deseos
Varios visitantes eligen entre los ekekos (ídolos de la abundancia, fecundidad y alegría) en una feria que se realiza en Lima desde hace cinco años, a donde acuden en busca de un mejor porvenir


LIMA, Perú (EFE).- Los tradicionales conocimientos quechuas y aymaras confluyen en la Feria de los Deseos de Lima para “hacer realidad” las más recónditas peticiones de sus visitantes mediante rituales ancestrales y mucha fe.

En un ambiente sacro, de esperanza y respeto a las antiguas culturas precolombinas se ofrecen diversos productos para atraer la fortuna, la salud y el amor en más de 50 puestos en el parque Campo de Marte, en el distrito limeño de Jesús María.

La feria está poblada de “alasitas”, productos en miniatura elaborados al detalle que reflejan los deseos de quienes las adquieren y que, mediante un ritual, en el que se utilizan incienso, campanas y se invoca a divinidades, se busca que éstos se hagan realidad durante el año.

“Esta es la quinta edición de la Feria de los Deseos que hacemos en la capital, pero la Feria de las Alasitas en el altiplano tiene más de 400 años. Eso nace desde la cultura Tiahuanaco”, explicó la organizadora Lidia Cortez.

A lo largo del pabellón ferial se encuentran casas, negocios y automóviles a pequeña escala junto con sus títulos de propiedad, muñecos de bebés y de parejas de recién casados, electrodomésticos, abarrotes, dinero e imágenes de caballos, en referencia al año nuevo chino.

“Es un servicio a la comunidad porque todas las personas que se proyectan para el próximo año tener una casa, un carro, hacer una empresa o casarse lo pueden adquirir en miniatura y se les hace un ritual que es el sahumado (quema de sahumerio) y el challado (bendición). A mucha gente se le ha hecho realidad”, dijo Lidia Cortez.

Para la comerciante Rosa Rafael, la fe en las ‘alasitas’ hace que los deseos se realicen, aunque añadió que “se tiene que poner de su parte” y trabajar para que esto ocurra.En el recinto también se encuentran diversos amuletos en los que se mezclan imágenes de santos católicos con elementos como el maíz, que representa la abundancia; una cruz para las bendiciones y un sapo para el dinero, entre otros, según detalló a Efe la vendedora Carmen Ticona.El misticismo de esta feria se vio reflejado ayer en las largas filas de personas que aguardaban con ansiedad a que sacerdotes andinos como Alberto Layme les leyeran su futuro según las hojas de coca, ritual en el que primero se pide permiso a los apus (divinidades andinas) para hacer las predicciones.

“Esta es una tradición andina para que pronostiquemos a todas las personas. Vengo centrado en el horóscopo andino donde están los 12 meses del año y los siete días de la semana. Donde cae la hojita mala hay que cuidarse”, indicó Layme a Efe.Las hojas de coca lanzadas al aire y que caen al derecho son símbolo de los buenos momentos que están por venir, según Layme, quien celebra este ritual en un pequeño altar junto a un pequeño círculo de piedra que representa el horóscopo andino.Otra práctica menos conocida que se puede encontrar en esta feria es la lectura de la nuez, que realiza la boliviana Victoria Janco, quien a partir de la forma y color del fruto hace su pronóstico.”Es tradicional, es desde nuestros ancestros, aunque no lo practican mucho… La persona tiene que elegir tres nueces. Lo básico es sobre la salud, dinero y amor”, indicó Janco.Los animales andinos como el cuy y el quirquincho, una especie de armadillo, también son incluidos en los rituales que ofrecen sanar de enfermedades y alejar las malas vibras de las personas que se someten a ellos.Dan Quispe es un experto en la tradición de curar y “limpiar” de las malas energías a la gente al pasarle un cuy negro alrededor de todo el cuerpo, para después examinar al animal mediante un corte en su vientre con el fin de encontrar la fuente de los males.La joven Yahayra Suchero es una fiel creyente de estos rituales desde hace varios años, por lo que al culminar su “limpia” con el cuy negro dijo a Efe sentirse renovada y llena de energía.Otra opción ferial para atraer vibraciones positivas son los baños de florecimiento, en los que con flores de diversos colores e incienso se atrae la salud, el dinero y amor.La feria de diversas expresiones y conocimientos milenarios, en la que también se puede encontrar comida regional, estará abierta hasta el 12 de enero.

Feria | Perú

La Feria de los Deseos es muy antigua, pero sólo tiene 5 años de realizarse en Lima.

Amuletos

En el lugar también se encuentran amuletos en los que se mezclan imágenes de santos católicos con elementos como el maíz, que representa la abundancia, una cruz para las bendiciones y un sapo para el dinero, entre otros.

La nuez

Una práctica menos conocida que se puede encontrar es la lectura de la nuez, que realiza la boliviana Victoria Janco, quien a partir de la forma y color del fruto hace los pronósticos.




Volver arriba