Expertos británicos creen que se “subestima” gravedad del cáncer de próstata

LONDRES (EFE).- Las pruebas de cáncer de próstata para predecir la agresividad del tumor subestiman “sorprendentemente”, en la mitad de los casos, la gravedad de la enfermedad, según un estudio divulgado hoy por la universidad de Cambridge.

Un grupo de científicos de esa institución académica analizaron a 847 hombres británicos con cáncer de próstata, y constataron que 209 pacientes entre los 415 que habían sido diagnosticados con cáncer de lenta progresión tenían un tipo de enfermedad más agresiva de la determinada.

El cáncer de próstata, que ataca el glande que se encuentra en los hombres entre la vejiga y el pene, es el tipo de cáncer más común entre el género masculino en el Reino Unido, con unas 10.800 muertes al año.

Los científicos, que han insistido en la necesidad de realizar mejores pruebas para definir con exactitud la naturaleza de la enfermedad en los pacientes, hallaron que un tercio de los 415 hombres diagnosticados con cáncer en sus primeras fases acabó sufriendo metástasis.

El estudio analizó casos entre 2007 y 2011 de cáncer masculino en pacientes antes y después de pasar por quirófano.
Uno de los autores de la investigación, Greg Shaw, cirujano de urología de la citada universidad británica, señaló que había un “sorprendente” número de hombres no diagnosticados adecuadamente en primera instancia.

Los hombres que padecen cáncer en sus primeras etapas pueden optar por operarse, extirpar la próstata o someterse a una vigilancia activa de su enfermedad, a través de análisis de sangre constantes y revisiones periódicas.

Según indicó ese científico británico, si se optara por una vigilancia activa de la enfermedad, el 30% de los diagnosticados descubriría probablemente la necesidad de un “tratamiento radical” en los años siguientes.

Además, Shaw consideró que realizar más biopsias para examinar el tejido y analizar la extensión de la enfermedad así como disponer de mejores imágenes por resonancia magnética (IRM), ayudarían a mejorar la identificación de la gravedad y la agresividad del cáncer.

Por su parte, el doctor Iain Frame, director de investigación de la organización benéfica “Prostate Cancer UK”, apuntó que el diagnóstico preciso del cáncer de próstata sigue siendo “uno de los mayores desafíos” frente a la enfermedad hoy en día.

“Los resultados del estudio subrayan de nuevo que los análisis no pueden determinar con precisión el grado de agresividad del cáncer en un hombre, y a menudo los pacientes y los doctores tienen que tomar difíciles decisiones sobre su tratamiento sin disponer de todos los hechos”, añadió Frame.

La gravedad del cáncer se determina mediante biopsias, IRM y análisis de antígeno prostático específico (PSA), una sustancia en la sangre que permite medir el avance del cáncer.

En el Reino Unido, alrededor de 41.700 hombres son diagnosticados con cáncer de próstata al año.

Etiquetas:, ,