Yatseniuk visitó a las tropas ucranianas en el frente de Slaviansk

Yatseniuk visitó a las tropas ucranianas en el frente de Slaviansk

 

KIEV (EFE).- El primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, visitó hoy a las fuerzas que combaten en la ciudad de Slaviansk para recuperar el control de manos de las milicias prorrusas en esta zona del sureste del país.

Según informó el servicio de prensa del Gobierno en su página web, Yatseniuk acudió al campamento donde tienen su base los militares que llevan a cabo la operación, “se familiarizó con las condiciones” del lugar y charló con los soldados.

El jefe del Ejecutivo también hizo entrega de los primeros cuatro blindados adquiridos por el Gobierno para el destacamento especial “Omega” de la Guardia Nacional ucraniana, agregó la web, y les concedió diversas condecoraciones.

“En nombre del Gobierno de Ucrania, quiero darles las gracias e inclinarme ante el hecho de que estén defendiendo el país bajo las balas. Muchas gracias por vuestro heroísmo, arrojo y voluntad”, les dijo Yatseniuk a los soldados.

“Para mí, hoy es un día muy importante, porque he podido estrechar la mano a cada uno de vosotros”, agregó.

El primer ministro señaló que si bien “Rusia tiene un gran Ejército, y más fuerzas y recursos militares, nosotros tenemos algo mucho más fuerte, nuestra voluntad y espíritu”.

Según informó hoy el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU, siglas en ucraniano), las fuerzas gubernamentales han sufrido 14 bajas en su ofensiva contra los bastiones insurgentes prorrusos en el sureste del país.

Otros 66 militares han resultado heridos, en su mayoría en los combates en los baluartes prorrusos de Slaviansk y Kramatorsk, en la región minera de Donetsk.

La operación comenzó a mediados de abril, pero tenido varias pausas relacionadas con las tradicionales fiestas de mayo, y se reanudó el pasado 2 de mayo con una ofensiva contra Slaviansk.

Hasta ahora, el ministro del Interior, Arsén Avákov, había confirmado sólo 4 militares muertos, además de cuatro helicópteros derribados.

En cuanto a los milicianos, las autoridades elevan las bajas en sus filas en más de 30, mientras los insurgentes hablan de decenas de muertos tanto entre los rebeldes como entre la población civil.




Volver arriba