Visita Putin a los heridos de los atentados en Volgogrado

El presidente ruso, Vladimir Putin, deposita unas flores en el sitio donde se produjo un atentado contra un autobús en Volgogrado, Rusia.- (EFE)

MOSCÚ, Rusia (Notimex).- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, calificó hoy como asquerosos los atentados en Volgogrado, que dejaron 34 muertos, porque ‘no hay nada que pueda justificar los crímenes cometidos contra la población, sobre todo contra mujeres y niños’.

Durante una reunión con representantes de los servicios de seguridad en la sureña ciudad de Volgogrado, a donde llegó para visitar a las víctimas hospitalizadas, Putin dijo que “sobra comentar la asquerosidad de los crímenes en Volgogrado”, perpetrados el domingo y lunes pasados.

“Sean cuales sean los motivos de los atacantes, son injustificables”, declaró Putin.

Los dos atentados suicidas en Volgogrado, uno contra una estación de trenes -el domingo- y otro contra un trolebús -el lunes-, dejaron al menos 34 muertos y más de 70 heridos, de los cuales seis se encuentran en estado “muy grave”, según la agencia rusa de noticias Interfax.

El mandatario llegó este miércoles a Volgogrado, donde visitó a algunas de las víctimas hospitalizadas. “Los volgogradenses tenemos espíritu fuerte e inquebrantable”, aseguró a Putin uno de los heridos.

Poco después, Putin depositó un ramo de flores en el lugar de la explosión del trolebús y condenó una vez más los atentados que plantean temores por la seguridad de los próximos Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, en el Mar negro, a 700 kilómetros al suroeste de Volgogrado.

Pese a estos hechos, el jefe del Kremlin llamó a a ‘celebrar al más alto nivel los Juegos Olímpicos y Paralímpicos’ de Sochi, que se inaugurarán en febrero próximo.

Anoche, en su felicitación del Año Nuevo, declaró que su gobierno seguirá luchando contra los ‘terroristas’ de forma drástica y consecuente, hasta su completa aniquilación.

Por vez primera en varios años, Putin ordenó la víspera reforzar la seguridad en todo el territorio nacional, después de los atentados suicidas en Volgogrado, de los cuales nadie se ha responsabilizado.

La policía cree que la explosión en la estación de trenes habría sido cometida por un joven de padre eslavo y madre tártara, Pavel Pechionkin, quien se convirtió al Islam y adquirió el nombre de Ansar Ar-rusi.




Volver arriba