Violento enfrentamiento

Ucranianos protestan en Kiev contra el presidente Víctor Yanukóvich por no firmar un acuerdo comercial con la Unión Europea

Ucrania vivió ayer la protesta más multitudinaria desde la Revolución Naranja de 2004, con decenas de miles de opositores concentrados en la Plaza de la Independencia de Kiev para pedir la dimisión del presidente Víctor Yanukóvich y de su gabinete.

Medio millón de personas, según los partidos opositores convocantes -150,000 de acuerdo con el Ministerio del Interior-, acudieron a la principal plaza del país tras romper las barreras colocadas por la policía desde que la madrugada del sábado disolviera violentamente a los manifestantes allí acampados en protesta por la decisión del presidente de no firmar un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea.

La policía antimotines usó gas lacrimógeno, garrotes y granadas aturdidoras para contrarrestar a los inconformes. Decenas de personas con heridas en la cabeza fueron sacadas del lugar en ambulancias.




Volver arriba