“Vía libre” al nuevo rey

El Senado español avala la abdicación del Juan Carlos I

Policías revisan las alcantarillas, en una de las medidas de seguridad ante la coronación del rey Felipe VI

MADRID (EFE y Notimex).- La abdicación del rey Juan Carlos I fue aprobada ayer por el Senado español, el último trámite parlamentario que deja vía libre para la proclamación de Felipe VI como nuevo rey de España, prevista para mañana.

La ley fue aprobada con 233 votos a favor, cinco en contra y 20 abstenciones, lo que supone un apoyo del 90.3% de los senadores presentes.

El Congreso de los Diputados aprobó la semana pasada en primera instancia esta ley orgánica de abdicación del monarca español, quien hoy la firmará durante una ceremonia solemne, en lo que será su último acto como jefe de Estado y de sus cerca de 39 años de reinado.

El futuro rey Felipe VI estará presente en la firma de dicha ley por su padre, así como el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, a quien le corresponderá refrendar la última norma sancionada por Juan Carlos.

La firma tendrá lugar en el Salón de Columnas del Palacio Real de Madrid y consistirá en una ceremonia “corta y solemne”, según la Casa del Rey, que indicó que al acto asistirán unos 160 invitados, así como la reina Sofía y los príncipes de Asturias, el gobierno y representantes de las altas instituciones del Estado.

En la misma estancia donde en 1985 se firmó el tratado de adhesión de España a las Comunidades Europeas, el rey Juan Carlos formalizará su renuncia a continuar al frente de la Jefatura del Estado y pasará el testigo a su hijo, el príncipe Felipe de Borbón.

Automáticamente, la infanta Leonor, hija mayor de los príncipes, pasará a ser Princesa de Asturias y, como tal, heredera de la corona.

El Partido Popular, en el Gobierno y con mayoría absoluta, votó en el Senado a favor de la ley, al igual que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), la mayor formación de la oposición, que votaron en contra Izquierda Unida (IU) y los nacionalistas catalanes ERC e ICV.Se abstuvieron el partido nacionalistas catalán CiU, el vasco PNV y el canario CC.Previamente, el pleno del Senado también rechazó por una amplísima mayoría los tres vetos que habían presentado los mismos partidos que han rechazado la ley de abdicación.La ley pasó en el Congreso de los Diputados con 299 votos, por 19 votos en contra y 23 abstenciones.Una vez que la ley ha sido aprobada por el Congreso y el Senado, solo queda que sea sancionada por el rey Juan Carlos en la ceremonia en el Palacio Real.

Se pretende que el momento en que el monarca estampe su firma sobre la ley esté revestido de la máxima solemnidad.

A las cero horas

Sancionada la ley, quedará lista para su publicación en el Boletín Oficial del Estado, prevista para las cero horas de mañana, momento en que Felipe VI será oficialmente rey de España, y su hija mayor, Leonor, Princesa de Asturias.

Ya en la mañana del jueves, Felipe VI será proclamado rey antes las Cortes Generales en una ceremonia que se celebrará en el Congreso antes los casi 700 diputados y senadores, el gobierno y más de un centenar de invitados institucionales, como los presidentes autonómos o expresidentes del gobierno.

A la ceremonia de proclamación, en la que no estará presente Juan Carlos I, aunque sí la reina Sofía, asistirán también las hijas del nuevo rey, Leonor, Princesa de Asturias, y la infanta Sofía.

Acudirán también la infanta Elena y las hermanas de Juan Carlos, Pilar y Margarita, además de familiares de la futura reina Letizia.

No habrá discursos ni palabras del rey Juan Carlos ni de su hijo, sólo una alocución a cargo del Ejecutivo para dar cuenta del contenido de la ley orgánica aprobada ayer.

Por su parte, el presidente español Mariano Rajoy afirmó ayer que la sucesión en la Corona prueba la solidez de las instituciones y del consenso social en torno a la Constitución de su país.En el marco de un encuentro informativo, el presidente destacó que el proceso de sucesión del rey Juan Carlos muestra asimismo la solidez de la democracia española.También defendió la “transparencia y normalidad” con que se está llevando a cabo la sucesión en la Corona española.Rajoy puntualizó que con el relevo en la jefatura del Estado los españoles se reafirman en su “apuesta por la estabilidad democrática” y por “los vínculos y los símbolos que a todos nos unen en solidaridad y concordia”.También aseguró que España está ofreciendo una “magnífica imagen” al mundo y expresó su convencimiento de que los ciudadanos van a volver a demostrar su “madurez y responsabilidad” ante la proclamación y juramento de Felipe VI.

Los reyes Juan Carlos y Sofía ofrecieron ayer un almuerzo a los titulares de los tres poderes como despedida de sus funciones. Acudieron funcionarios, legisladores, jueces y magistrados.

Al almuerzo acudieron el jefe del gobierno español Mariano Rajoy y su esposa Elvira Fernández; el presidente del Senado, Pío García Escudero; los presidentes del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, y del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes. A la cita faltó el presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, que realizaba un viaje oficial a Polonia.

Sucesión | Presidencia

Mariano Rajoy, presidente de España, se refirió en buenos términos al cambio de rey.

Solidez y consenso

Rajoy afirmó que la sucesión en la corona prueba la solidez de las instituciones y el consenso social en torno a la Constitución de su país.

Transparencia

Defendió la “transparencia y normalidad” con que se está llevando al cabo la sucesión en la corona.

Apuesta por la estabilidad

Con el relevo los españoles se reafirman en su “apuesta por la estabilidad democrática y por los vínculos y los símbolos que a todos nos unen en solidaridad”.




Volver arriba