Unos 150 inmigrantes irrumpen en Melilla

Imagen del momento en el que un grupo de inmigrantes cruza el cerco metálico que divide la frontera entre Marruecos y el enclave español de Melilla, hoy lunes 17 de febrero de 2014.- (AP Photo/ Jesús Blasco de Avellaneda)

Imagen del momento en el que un grupo de inmigrantes cruza el cerco metálico que divide la frontera entre Marruecos y el enclave español de Melilla, hoy lunes 17 de febrero de 2014.- (AP Photo/ Jesús Blasco de Avellaneda)

MELILLA, España.   (EFE).- Unos 150 inmigrantes de origen subsahariano consiguieron hoy entrar a la ciudad española de Melilla (norte de África), el mayor grupo de los últimos meses, en un asalto masivo a la valla fronteriza entre la ciudad y Marruecos.

Según informó la Delegación del Gobierno en un comunicado, el asalto se produjo sobre las 6.30 horas (5.30 GMT) en la zona conocida como Villa Pajares, entre los pasos fronterizos de Beni Enzar y Barrio Chino.

Estuvo protagonizado por unos 250 inmigrantes, de los que cien quedaron en el lado marroquí bajo custodia de las fuerzas de seguridad de ese país.

En el intento de entrada, los inmigrantes actuaron de manera muy coordinada para lograr sortear la valla y el despliegue policial, principalmente de la Guardia Civil.

Gran parte de los inmigrantes, una vez rebasaron la valla, se dirigieron conjuntamente hacia el Centro de Estancia Temporal (CETI), que acoge a los inmigrantes, coreando cánticos y consignas de victoria e intentaron entrar prácticamente al unísono al centro, “haciendo uso de la fuerza”.

Según la delegación del Gobierno, el equipo de seguridad no pudo controlarlos y acabaron rompiendo la barrera de acceso al CETI.

La fuente señala que no se produjeron heridos entre los agentes, aunque sí al menos cinco inmigrantes necesitaron asistencia en el Hospital por contusiones, esguinces e, incluso, una posible fractura.

La mayoría de los protagonistas del nuevo salto masivo son francófonos y de nacionalidades diversas pero principalmente de Camerún, que mostraron una “férrea colaboración” en su propósito de entrar a la ciudad.

Melilla, igual que Ceuta, ambas ciudades españolas fronterizas con Marruecos en la costa mediterránea, viven desde hace meses una extrema presión migratoria que mantiene en alerta constante a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

El último intento de gran asalto se produjo el pasado 6 de febrero en Ceuta y se saldó con al menos quince personas muertas por ahogamiento, al intentar entrar en la ciudad un grupo de unos 250 inmigrantes.

Etiquetas:, ,