UNICEF: Los niños necesitados en Siria se cuadruplican

 

Niños sirios juegan fuera de sus tiendas de campaña en un campamento de refugiados en a ciudad fronteriza libanesa de Arsal, Líbano.- (AP)

GINEBRA (EFE).- El número de niños que requieren ayuda humanitaria dentro de Siria se ha cuadruplicado desde el pasado invierno, una situación que afecta a unos 5.5 millones de menores desplazados internos y refugiados, especialmente vulnerables a la bajada de temperaturas de los próximos meses, según UNICEF.

“El pasado enero trajo las temperaturas más frías en más de una década en el país y nos preocupa que este año se den condiciones similares de frío y humedad, que afectarán a la salud y bienestar de estos niños”, indicó hoy en Ginebra la portavoz del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Marixie Mercado.

En diciembre del pasado año, había unos 1.15 millones de niños afectados por la crisis siria dentro del país y unos 232,000 refugiados en países vecinos; mientras que en la actualidad estas cifras se han multiplicado hasta los 4,3 millones de niños desplazados internos y 1.2 millones refugiados.

“A medida que bajan las temperaturas y comienza la temporada de lluvias; los niños menores de cinco años son especialmente susceptibles a enfermedades como infecciones respiratorias agudas, que se expanden rápidamente en aglomeraciones de gente”, indicó Mercado.

En la actualidad, hay más de 436,000 niños sirios menores de cinco años refugiados en Líbano, Jordania, Iraq, Turquía y el norte de África, en campos de refugiados o asentamientos informales.

Desde UNICEF alertaron de que la situación de unos 400,000 niños en Líbano es especialmente precaria, ya que viven en asentamientos de tiendas de campaña ubicados en zonas propensas a inundaciones, lo que aumenta la exposición a enfermedades que se transmiten con facilidad por el agua, como la diarrea o el cólera.

Para hacer frente a esta situación, UNICEF está distribuyendo en este país 88,000 kits contra el frío para niños que viven en estas circunstancias, que incluyen abrigos, botas de agua, bufanda, guantes, gorro de lana y ropa interior térmica.

También trabajan para mejorar los sistemas de drenaje de aguas en estos campamentos y han enviado calentadores de agua para poder instalar allí duchas de agua caliente.

UNICEF espera llevar repartir estos kits de ropa de abrigo, así como mantas y artículos de higiene a unos 2 millones de niños dentro de Siria; además de proveer unas 370 tiendas acondicionadas para el invierno para que sean utilizadas como clases en Siria y en los campos de Iraq y Turquía.




Volver arriba