Un tripartito liderado por los socialdemócratas gobernará en República Checa

 

PRAGA (EFE).- Socialdemócratas, democristianos y el movimiento Alianza de Ciudadanos Insatisfechos (ANO) firmaron hoy en Praga un acuerdo para gobernar en coalición durante los próximos cuatro años, con un programa que mantendrá las políticas de austeridad.

“Es la esperanza para el crecimiento económico y para el empleo, para que funcione el Estado”, destacó tras la firma del acuerdo el líder socialdemócrata, Bohuslav Sobotka, quien se postula como nuevo primer ministro.

El programa del tripartito seguirá con las políticas de austeridad, a la vez que aumenta el presupuesto en infraestructuras de transportes, reduce al 5 % el IVA de productos como medicinas, libros, pañales y alimentación infantil, revaloriza las pensiones y sube el sueldo mínimo hasta que alcance el 40 % del salario medio.

El nuevo Ejecutivo, que aún debe ser nombrado por el jefe del Estado checo, Milos Zeman, tendrá diecisiete miembros, de los que ocho serán socialdemócratas, seis del ANO y tres democristianos.

Según la lista no oficial que circula en los medios locales, al frente de la diplomacia checa estará el socialdemócrata Lubomir Zaorálek, mientras que el departamento de Finanzas lo encabezará el magnate Andrej Babis, presidente de ANO.

El documento suscrito hoy es la garantía de estabilidad que exigió Zeman al encomendar a Sobotka la búsqueda de aliados para obtener el respaldo necesario del Parlamentario.

La firma del acuerdo tiene lugar dos meses después de los comicios legislativos, en los que ganó la socialdemocracia con el 20,45 por ciento de los votos, seguido de cerca por el movimiento ANO (18,65 %).

Tras las elecciones se produjeron disensiones en el seno de la socialdemocracia, hasta que los “rebeldes”, encabezados por el gobernador de la región de Moravia, Michal Hasek, fueron apartados de los órganos de gobierno de la formación izquierdista.




Volver arriba