Un tercio de los húngaros depositó su voto tras media jornada electoral

 

BUDAPEST (EFE).- Hungría celebra desde las 04.00 GMT de hoy elecciones parlamentarias en las que se define si el actual primer ministro, el conservador nacionalista Viktor Orbán, puede revalidar su mandato por otros cuatro años más.

De acuerdo con cifras oficiales, a las 11.00 GMT, después de siete horas de votación, un 34,33 por ciento de los húngaros con derecho a voto habían depositado su voto, un 1,55 por ciento menos que en los comicios de hace cuatro años.

Las encuestas auguran una clara victoria de Orbán, por lo que nadie duda que seguirá al frente del Gobierno, aunque la gran pregunta es si logra mantener su mayoría cualificada, de dos tercios, en el Parlamento.

La última encuesta publicada ayer revela que el primer ministro puede contar con entre el 40 y 45 por ciento de los votos, mientras que la oposición de izquierdas llega en el mejor de los casos al 31 por ciento.

Las elecciones de hoy son las primeras que se celebran con una nueva ley electoral, que reduce el número de escaños parlamentarios de 386 a 199, al tiempo que solo hay una vuelta electoral.

Tras depositar su voto en Budapest a primera hora de la mañana, el controvertido primer ministro pidió que participen todos los ciudadanos y que las elecciones sean una “fiesta de la democracia”.

Orbán se enfrentó durante su gestión varias veces a la Unión Europea (UE) por impulsar con su mayoría cualificada numerosas reformas que la oposición consideran como autoritarias.

Así redujo los poderes de la Corte Suprema, decidió jubilar en poco tiempo a cientos de jueces y adoptó una ley de medios que según los críticos merma la libertad de expresión.

Al mismo tiempo, el Gobierno de Orbán introdujo impuestos especiales para ciertos sectores estratégicos, como la banca, los operadores de telecomunicaciones y energéticos, además de reducir por ley las tarifas de servicios básicos.

Ese tipo de medidas ha hecho que el electorado siga apoyando el gobernante partido Fidesz, especialmente en las zonas rurales y más desfavorecidas.

La oposición, que durante años estuvo dividida, se presentó hoy con una plataforma común de cinco partidos, aunque con pocas esperanzas de poder acercarse a Orbán.

Uno de los candidatos del bloque opositor, el exprimer ministro Gordon Bajnai, instó hoy a los votantes a acudir a las urnas, para “aumentar la posibilidad de cambio de gobierno”.

Es que las encuestas aseguran que entre el 40 por ciento de indecisos hay muchos que desean un cambio de gobierno.

Los colegios electorales cierran a las 17.00 GMT, aunque no se esperan resultados oficiales antes de las 22.00 GMT.




Volver arriba