Un juzgado de Belfast acusa a tres personas de pertenecer al IRA

 

DUBLÍN (EFE).- Tres hombres, entre ellos el conocido republicano Colin Duffy, fueron acusados hoy por un tribunal de Belfast de pertenecer al ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), informaron fuentes judiciales.

Duffy, de 46 años, y los otros dos sospechosos, de 42 y 52 años, fueron acusados de pertenecer a una organización proscrita, así como de posesión de armas y de conspirar para asesinar a miembros de las fuerzas de seguridad.

Según el Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI), los sospechosos supuestamente dispararon el pasado 5 de diciembre contra una patrulla de agentes en el Norte de Belfast cuando se dirigía a una zona próxima para vigilar una manifestación de organizaciones unionistas-protestantes.

Los tres norirlandeses fueron detenidos el pasado domingo en la capital del Ulster y en la localidad de Lurgan, en el condado fronterizo de Armagh, uno de los feudos de los disidentes del IRA, opuestos al proceso de paz.

Aunque permanece inactivo y completó el proceso de entrega e inutilización de sus arsenales en 2005, el Ejército Republicano Irlandés (IRA) está considerado aún como una organización ilegal, según la Ley Antiterrorista del Reino Unido de 2000.

La campaña armada que desarrolló el IRA durante más de 30 años para lograr la unificación de la isla de Irlanda la continúan ahora sus escisiones disidentes.

Duffy, miembro histórico del IRA, ha sido detenido en varias ocasiones por su supuesta vinculación con las escisiones republicanas y se le identifica como la cara más visible de los disidentes.

En 2012 fue acusado de participar en el asesinato tres años antes de dos soldados británicos en un atentado perpetrado por el IRA Auténtico en el condado de Antrim, en el norte de la provincia británica.

Los soldados Mark Quinsey, de 23 años, y Patrick Azimkar, de 21, fueron asesinados el 7 de marzo de 2009 en el cuartel de Massereene, en el condado de Antrim (noreste de Irlanda del Norte), mientras recogían una pizza que habían encargado.

No obstante, Duffy fue absuelto porque la acusación no logró demostrar su relación directa con el atentado, mientras al otro acusado, Brian Shivers, se le anuló la condena de cadena perpetua por irregularidades en el proceso.




Volver arriba