UE y Ucrania dispuestas a llenar almacenes de Kiev con gas comprado a Europa

 

BRUSELAS (EFE).- La Unión Europea (UE) y Ucrania se mostraron hoy favorables a llenar los almacenes en territorio ucraniano con gas comprado a Europa, ante el corte de suministro hacia Kiev decretado por Rusia el 16 de junio.

“Tenemos la ambición común de rellenar los almacenes ucranianos todo lo que sea posible, hasta los 20.000 millones de metros cúbicos de gas, para estar listos de cara a un largo e intenso invierno 2014-2015”, dijo hoy el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, tras reunirse con el ministro ucraniano de Energía, Yuri Prodan.

Oettinger aseguró que Ucrania trabaja en la activación del llamado “flujo inverso”, que permite que el gas circule en dos direcciones en los gasoductos y, por tanto, posibilitaría transferir el fluido procedente de la UE a Ucrania, lo que en la práctica equivaldría a revender a mejor precio el gas ruso a Kiev.

Moscú considera que esta medida no es legítima, pero la UE insiste en que es perfectamente legal.

Explicó que Ucrania está en negociaciones para ver a qué compañías europeas podría comprar el gas y a qué precio y señaló que podría decidirlo a finales de junio en el caso de Eslovaquia, mientras que desde Polonia y Hungría podría hacerlo más adelante.

Los contactos bilaterales con Ucrania continuarán la próxima semana y Oettinger prevé contactar también con Rusia para concretar una reunión a tres bandas antes del periodo estival, en la que se pueda acordar un compromiso de solución o una salida temporal.

“Por el momento, no tenemos problemas (de suministro)”, subrayó Oettinger, quien afirmó que “Ucrania y Naftogaz (la compañía gasística ucraniana) garantizan al 100 % el gas que llega de Gazprom (consorcio ruso) con destino a la UE”.

Expresó su satisfacción por que Ucrania haya ofrecido a la UE la posibilidad de enviar expertos comunitarios para comprobar que se entrega la totalidad de los volúmenes de gas desde Rusia.

Oettinger declaró que la UE no tiene previsto hacerlo inmediatamente, pero opinó que es positivo que exista esta posibilidad por si en algún momento es necesario.

Prodan, por su parte, hizo hincapié en la importancia de que, pese al corte de suministro de Moscú, siga llegando a la UE el gas ruso y consideró que demuestra que Kiev es un “socio real” de la Unión.

Además, se mostró dispuesto a negociar una solución interina con Rusia, al tiempo que espera poder avanzar en las negociaciones para activar el flujo inverso desde Eslovaquia a partir del próximo 1 de octubre.

Animó a las compañías europeas que compren gas a Rusia directamente en la frontera con Ucrania y lo almacenen en las reservas ucranianas si lo desean.

A su juicio, Rusia no puede estar en desacuerdo con esta opción porque va dirigida a asegurar el suministro de los europeos.

Rusia y Ucrania mantienen una disputa por el precio y el suministro del gas ruso a raíz de la caída del Gobierno de Víktor Yanukóvich y el acercamiento del país a la UE.

Moscú reclama en total el pago de 4.500 millones de dólares por impagos, mientras que Ucrania exige la devolución de 6.000 millones de dólares por facturación abusiva.

La UE tiene especial interés en que esta disputa se resuelva por su alta dependencia de las importaciones de gas de Rusia (39 %), la mayoría de las cuales llega a territorio comunitario a través de Ucrania.




Volver arriba