UE aplaude elecciones ucranianas y pide nueves medidas para rebajar tensiones

UE aplaude elecciones ucranianas y pide nueves medidas para rebajar tensiones

 

BRUSELAS (EFE).- La Unión Europea aplaudió hoy la “celebración exitosa” de las elecciones presidenciales en Ucrania, que han dado la victoria al magnate Petró Poroshenko, y pidió “nuevas medidas concretas” para rebajar la tensión en el este del país y en sus relaciones con Rusia.

“La UE saluda la celebración este domingo de las elecciones presidenciales en Ucrania. Esperamos con interés trabajar estrechamente con el próximo presidente a fin de garantizar la estabilidad política y económica de Ucrania”, indicaron los presidentes de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en un comunicado conjunto.

“La celebración con éxito de estas elecciones constituye un paso importante hacia el objetivo de rebajar las tensiones y la recuperación de la seguridad para todos los ucranianos”, destacaron ambos líderes.

Barroso y Van Rompuy apuntaron a los mensajes por parte de Rusia tras el resultado de las elecciones “que indican que respetará la voluntad del pueblo ucraniano y participará en un diálogo con el nuevo presidente ucraniano”.

“Esperamos nuevas medidas concretas en este camino constructivo incluyendo el uso de influencias sobre los grupos armados para rebajar la tensión de la situación sobre el terreno”, indicaron.

Ambos dirigentes comunitarios destacaron también la alta participación y la “clara voluntad de las autoridades de mantener una elección genuina en gran medida en consonancia con los compromisos internacionales y el respeto a las libertades fundamentales”, según el análisis preliminar de los comicios por parte de la OSCE.

En concreto, subrayaron el buen desarrollo de las elecciones “a pesar de la entorno de seguridad hostil en las dos regiones del este del país”, las prorrusas Donetsk y Lugansk, donde se produjeron enfrentamientos.

Barroso y Van Rompuy pidieron a todos los ucranianos que afronten estas elecciones como “una oportunidad para un nuevo comienzo para el país” y que acepten el resultado de la votación cuando se den los datos definitivos.

La ex primera ministra ucraniana Yulia Timoshenko ha aceptado su derrota en las elecciones presidenciales.

“Ucrania y su gente ahora necesita paz y estabilidad con el fin de participar en la implementación de reformas muy necesarias y de largo alcance”, indicaron ambos líderes comunitarios, que mostraron la disposición de la Unión Europea a respaldar al país en esta tarea.

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, también felicitó al pueblo de Ucrania por la transparencia de los comicios y la elección de un “presidente legítimo en estos momentos difíciles para el país”.

“La votación, organizada con un esfuerzo monumental por las autoridades contra todos los pronósticos, mostró la clara determinación del pueblo de abrir un nuevo capítulo en su historia. La participación fue muy alta, a pesar de la violencia y los intentos de intimidación”, destacó Schulz.

El socialista felicitó a Poroshenko, con quien afirmó haber mantenido “recientemente conversaciones muy constructivas”, y afirmó que su victoria “es una señal de la determinación del pueblo para restaurar la estabilidad y la paz en Ucrania después de meses de conflicto sangriento”.

“Es hora de poner fin a la violencia en Ucrania. Es hora de que Ucrania, bajo el liderazgo del nuevo presidente, se embarque en un proceso constitucional que lleva a un gobierno incluyente que no aliene a ningún ciudadano”, dijo.

Por su parte, el jefe de la misión de observadores del Parlamento Europeo enviada a Ucrania, el eurodiputado socialista Göran Färm, afirmó que estos comicios han sentado una base sólida para el futuro de Ucrania y que la alta participación ha mostrado “una determinación clara de los ucranianos para decidir su propio futuro”.

Los diputados europeos también lamentaron que, “debido a la anexión ilegal de Crimea (por Rusia), el voto no haya podido celebrarse en esa región” ucraniana.




Volver arriba