Ucrania denuncia que no puede transferir ayudas sociales a Crimea

 

KIEV (EFE).- Ucrania denunció hoy que no puede transferir las pensiones y ayudas sociales a Crimea, territorio que considera suyo a pesar de su incorporación esta semana a Rusia.

La ministra de Política Social ucraniana, Ludmila Denísova, aseguró durante el Consejo de Ministros que se celebra en Kiev que la transferencia de los fondos no puede realizarse “por problemas técnicos relacionados con el bloqueo de las cuentas del Tesoro ucraniano en Crimea”.

“No podemos transferir las pensiones y ayudas sociales. A día de hoy, más de dos millones de ciudadanos que viven en Crimea y Sebastópol necesitan nuestra ayuda. No se trata sólo de jubilados”, lamentó Denísova.

Según la ministra, Crimea y Sebastópol esperan recibir 27 millones de grivnas (2,6 millones de dólares) en ayudas a las familias con menores a su cargo.

Aparentemente ajena a lo que sucede en Kiev, Crimea se prepara para entrar mañana en la órbita del rublo ruso, que circulará en esta república junto con la grivna ucraniana hasta el 1 de enero de 2015.

El autoproclamado Gobierno de Crimea “vendió” a sus ciudadanos la adhesión a Rusia con promesas de pensiones, salarios y subsidios sociales mucho más altos de los que les pagaba Ucrania.

Con la llegada del rublo, los jubilados crimeos, que suman un tercio de la población en la península, esperan un aumento inmediato de sus exiguas pensiones, hasta ahora de poco más de 100 euros en muchos casos.

Las autoridades rusas, de hecho, con el presidente ruso Vladímir Putin a la cabeza, han ordenado la inmediata indexación de las pensiones crimeas de acuerdo a la legislación rusa.

Se da por descontado que Moscú se hará cargo de forma inmediata de las pensiones y otros gastos sociales en todo el territorio de lo que hasta hace una semana era una autonomía ucraniana.

El presidente ruso promulgó el viernes la incorporación de la República de Crimea y el puerto de Sebastópol a Rusia y dio por zanjado este proceso a pesar del vendaval de críticas de la comunidad internacional y las protestas de Ucrania, que tachan de anexión la unión de la península a la Federación Rusa.

Etiquetas: