Ucrania declara que el conflicto con Rusia ya es militar

KIEV (EFE).- La cúpula ucraniana declaró hoy que el conflicto con Rusia ha pasado a la dimensión militar después de la incorporación de Crimea a la Federación Rusa y la muerte de un soldado ucraniano durante un asalto a una base militar ucraniana en la rebelde península.

“El conflicto ha dejado de ser político y ha pasado a la esfera militar”, dijo el primer ministro del país, Arseni Yatseniuk, en un mensaje a la nación conjunto con el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov.

Según el Ministerio de Defensa ucraniano, un suboficial ucraniano murió por disparos cuando un grupo de hombres armados no identificados asaltaron a una unidad militar de cartografía en Simferópol, capital de la autonomía ucraniana declarada hoy por el Kremlin como parte de Rusia.

Además, en el ataque resultó herido un capitán, que fue trasladado en ambulancia a un hospital de Simferópol, según el portavoz de la cartera ucraniana en Crimea, Vladislav Selezniov, que atribuyó el asalto a fuerzas especiales de asalto rusas.

“Hoy los soldados rusos dispararon contra militares ucranianos”, afirmó Yatseniuk en su intervención retransmitida en directo por las televisiones ucranianas.

A su vez, el presidente interino ucraniano, Alexandr Turchínov, aseguró que Ucrania ha sido saqueada por Rusia y acusó al presidente ruso, Vladímir Putin, de emular al régimen nazi de Hitler al anexionarse Crimea, cuya incorporación a Rusia fue sellada hoy en el Kremlin.

“Putin copia hoy a los fascistas del siglo pasado, anexionando un territorio de un país independiente, reconocido por todo el mundo”, lamentó Turchínov.

Para Yatseniuk, “sólo se puede dar una calificación a lo sucedido hoy en Moscú. Es un asalto de magnitud internacional, cuando con ayuda de tropas y armas asaltan a otro país”, dijo Yatseniuk.

Crimea “es y será territorio de Ucrania”, subrayó Turchínov, que advirtió a Putin de que “los mandos políticos de Rusia responderán por todos los crímenes perpetrados en territorio de Ucrania”.

“Es un juego muy peligroso. No es sólo una provocación contra Ucrania, sino un intento de desestabilizar la situación en la región, en Europa y en todo el mundo”, agregó.

El jefe del Gobierno ucraniano anunció que se ha puesto en contacto con los ministros de Defensa de Reino Unido, Estados Unidos y Rusia, como países firmantes del Tratado de Budapest que daba garantías de la soberanía e integridad territorial de Ucrania después de que Kiev se desprendió de su arsenal nuclear.

Agregó que “Rusia se ha aislado hoy de toda la comunidad internacional, y la violación del derecho internacional conllevará consecuencias políticas y diplomáticas”.

“Nuestros socios occidentales han comenzado una primera fase de sanciones contra Rusia. Nosotros estábamos por una solución pacífica”, afirmó Yatseniuk.

A su vez, Turchínov aseguró que él y Yatseniuk se dirigirán al puesto de mando de las Fuerzas Armadas de Ucrania.

“Informaremos al pueblo de Ucrania de las decisiones sobre nuestras próximas acciones. Hoy no debe haber pánico. Lo que necesitamos es concordia y unidad. Con nosotros están la verdad, Dios y Ucrania”, concluyó el presidente ucraniano.

En el Maidán, corazón de la protesta popular que derrocó en Kiev al presidente Víktor Yanukóvich, el grupo radical ultranacionalista “Spilna Sprava” (Causa Justa) anunció la formación de destacamentos de guerrilleros para hacer frente a Rusia.

“En condiciones de guerra con la Federación de Rusia, el Ejército regular no es lo suficientemente efectivo, algo que reconoce incluso la comandancia de las Fuerzas Armadas de Ucrania”, dijo su líder, Alexandr Daniliuk.

El presidente de Rusia, el primer ministro de Crimea, Serguéi Axiónov, el jefe del Parlamento, Vladímir Konstantínov, y el jefe de la ciudad de Sebastopol, Alexéi Chali, que se integrará en Rusia como ciudad federada, suscribieron el acuerdo de anexión en el Kremlin.

Tras la firma, tanto Crimea como Sebastopol (donde tiene su base la Flota del Mar Negro) se convirtieron automáticamente en sujetos de la Federación Rusa.

Crimea tiene unos dos millones de habitantes, de los cuáles cerca del 60 por ciento rusos, 24 por ciento ucranianos y 12 por ciento tártaros.- Boris Klimenko

Etiquetas: