Ucrania anuncia que prepara la evacuación de “algunas unidades” de Crimea

 

KIEV (EFE).- El ministro interino ucraniano de Defensa, Igor Teniuj, anunció hoy que en los próximos días se tomará una decisión sobre la evacuación de algunas unidades militares emplazadas en Crimea.

“Se han tomado decisiones sobre la salida de algunas unidades, sobre todo de las familias. Próximamente se van a tomar las decisiones” al respecto, dijo Teniuj a los periodistas.

La decisión previa, aún no materializada en órdenes concretas de repliegue, se ha tomado después de que varios mandos de las unidades ucranianas y navíos de guerra con base en Crimea vertieran este fin de semana duras críticas a la cúpula política y militar del país.

Durante la jornada de ayer, tropas rusas asaltaron y tomaron varios barcos de la Armada ucraniana y también al menos dos unidades que guardaban aún lealtad a Kiev.

“En Crimea se han tomado navíos. A pesar de que se dio orden a sus comandantes de que usaran las armas, no las usaron para evitar el derramamiento de sangre”, subrayó Teniuj.

La pérdida de barcos de la Armada ucraniana es dramática, ya que apenas son dos o tres barcos los que se resisten al hostigamiento de las tropas rusas y se niegan a arriar la bandera ucraniana para izar el estandarte de la Armada rusa.

El Slavútich, buque insignia de Ucrania con base en el puerto de Sebastópol (Crimea), fue tomado anoche por las autodefensas crimeas y las fuerzas especiales de asalto rusas.

La tripulación ucraniana abandonó el navío después del asalto protagonizado por hombres armados y sin distintivos que abordaron la cubierta de Slavútich desde varias embarcaciones de remolque.

Las autodefensas de Crimea, a los que el autoproclamado Gobierno de la península, incorporada el viernes a Rusia, ha dado estatus de tropas, también se han hecho con el control del Zaporózhie, el único submarino que tenía la Armada ucraniana.

Ucrania parece resignada a perder sus últimas posesiones en Crimea, entre ellas valiosos navíos y aviones, sin ofrecer resistencia y sin prestar apoyo a los no pocos soldados leales que le quedan en la península.

Etiquetas: