Tribunal español archiva causa contra Sean Connery

MÁLAGA, España (EFE).- Un tribunal español acordó el sobreseimiento libre y el archivo de la causa contra el actor escocés Sean Connery en el caso de corrupción conocido como “Goldfinger”, relativo a la recalificación del terreno donde estaba la casa que él y su esposa tenían en la localidad de Marbella (sur).

En la resolución, que consta de 45 folios y a la que ha tenido acceso Efe, se acuerda continuar la investigación respecto a Micheline Anne Jeanne Connery, esposa del actor, debido a que hay indicios contra la misma “en concepto provisorio”.

A pesar de continuar el procedimiento contra Micheline Connery, en el auto el instructor reconoce que ella no negoció con el Ayuntamiento de Marbella nada ni participó en la elaboración del convenio para la recalificación.

La investigación se ha centrado en la recalificación de la parcela donde estaba el chalé “Malibú” de Sean Connery, en el que el actor y su esposa pasaron sus vacaciones hasta 1999, y sobre la que hoy hay 72 apartamentos de lujo en un edificio de cuatro alturas que se terminó de construir entre el 2004 y el 2005.

En el auto, el juez mantiene que Connery “nunca aparece en la causa tomando decisiones, no aparece su firma en documento alguno que pudiera incriminarle, no gestiona ni dirige la sociedad Malibú S.A.”

Debido a eso, el instructor señala en el auto que la causa “tuvo el desacierto de ser denominada caso Goldfinger -nombre de una película de la serie James Bond protagonizada por Sean Connery-, lo que podía hacer suponer a la opinión pública que el caso giraba exclusivamente en torno al actor, cuando, nada más lejos de la realidad como se ha podido constatar”.

El procedimiento principal se inició por una querella presentada por parte de la Fiscalía Anticorrupción al analizar el informe de fiscalización emitido por el Tribunal de Cuentas sobre el Ayuntamiento de Marbella y sus sociedades mercantiles durante 2000 y 2001.

El auto del magistrado se produce tras estudiar la declaración jurada remitida por el matrimonio Connery desde las islas Bahamas, donde reside, en la que el actor niega su implicación en el caso y haber tenido tratos con los exalcaldes de la localidad Jesús Gil y Julián Muñoz, así como con el exasesor de Urbanismo Juan Antonio Roca.

La esposa de Connery continúa imputada o investigada con el fin de que el juez pueda determinar si ha cometido alguno de los delitos investigados, entre los que figuran los de fraude y contra la ordenación del territorio.

La Fiscalía presentó el pasado septiembre escrito de acusación contra dieciséis personas por este caso, entre ellos integrantes de un despacho de abogados, encargados de defender los intereses económicos de Sean Connery en España.




Volver arriba