Temporal de viento y lluvia azota con fuerza Europa Occidental

REDACCIÓN INTERNACIONAL.   (EFE).- El temporal de viento y lluvia azota con fuerza Europa Occidental, donde se han visto afectados miles de hogares, líneas eléctricas, carreteras y vías férreas.
En Francia, el temporal de viento y lluvia que sacudió la pasada noche toda la costa atlántica francesa generó ráfagas con picos superiores a los 150 kilómetros por hora en Bretaña, donde los daños en las líneas eléctricas privaron de corriente a varias decenas de miles de viviendas.

Durante la noche hasta 40,000 hogares se quedaron sin corriente, una cifra que se había reducido a 25,000 a media mañana.

La borrasca “Petra”, que barre la fachada atlántica europea, provocó la pasada noche olas de entre 10 y 14 metros en Bretaña, donde causó desperfectos en algunas infraestructuras en la línea de la costa.

Además, el carguero español “Luno” se partió hoy en dos tras embarrancar en la costa vascofrancesa, en las proximidades de la ciudad de Anglet, y uno de los 12 miembros de la tripulación, que ha sido evacuada en helicóptero, resultó herido, aunque su estado no es grave.

En la costa norte de España se mantiene la alerta roja en numerosas zonas ante el azote del viento, que en la región de Asturias llegó a los 179 kilómetros por hora.

Las autoridades locales pidieron a los vecinos y turistas que eviten acercarse a las zonas costeras castigadas por el viento para evitar riesgos.

La búsqueda del joven de quince años desaparecido el pasado domingo en una playa de Galicia siguen paralizadas a la espera de que el tiempo mejore.

En diversos puntos de la costa cantábrica se procede hoy a limpiar los paseos marítimos y edificios adyacentes de los desperfectos causados por el temporal en estos días y en Asturias el Gobierno regional abrió una línea de ayudas a los afectados.

En el Reino Unido, miles de hogares en el suroeste de Inglaterra y en Gales están hoy sin electricidad por las fuertes lluvias que afectan a estas zonas, castigada también por inundaciones, que también han afectado a los servicios ferroviarios, informaron las autoridades locales.

Unos 44,000 clientes se han visto afectados por la caída del suministro eléctrico, tras las intensas lluvias caídas en las últimas horas, que se suman al mal tiempo que afecta a esta región desde hace más de un mes.

En Gales, numerosas carreteras han tenido que cerrarse al tráfico por la caída de árboles y por inundaciones.

Toda la costa portuguesa está en situación de alerta naranja, la segunda más grave de una escala de cuatro, a causa del temporal de viento y lluvia.

La marina ha prohibido el tráfico marítimo en varios puertos del norte del país ante la previsión de olas que pueden alcanzar los 10 metros de altura.

En el interior, Viana do Castelo, Braga, Vila Real, Bragança, Oporto y Viseo, -todos en el norte-, están bajo alerta amarilla ante la posibilidad de fuertes nevadas, aunque la situación más preocupante es la que afecta a las islas occidentales de las Azores, para las que se ha emitido una alerta roja (situación meteorológica de riesgo extremo) por los pronósticos de vientos muy fuertes.

El temporal de lluvia y viento que azota Irlanda ha provocado inundaciones en localidades de todo el país, sobre todo en el sur, donde unos 10.000 usuarios están hoy sin electricidad, aunque no se han registrado daños personales.

Entre las ciudades más afectadas destaca Cork (sur), la segunda más importante de Irlanda, donde la pasada noche la crecida del mar hizo llegar el agua hasta su centro urbano, que quedó aislado durante horas.

A las abundantes precipitaciones y los fuertes vientos se han unido las crecidas de las mareas y los ríos, lo que ha contribuido a anegar muchas localidades, sobre todo las costeras.

En Europa Central, Eslovenia sigue paralizada hoy por un temporal de nieve y hielo que ha derribado numerosos árboles y postes de electricidad, lo que mantiene sin suministro de energía a unos 50,000 hogares, según la prensa eslovena.

El viento, junto a precipitaciones de lluvia helada, han causado en las últimas horas nuevas caídas de árboles, cubiertos por enormes placas de hielo, y que bloquean además el transporte por carretera en numerosas zonas.

La llegada de grupos electrógenos portátiles desde Alemania, Austria, la República Checa y Croacia ha ayudado a paliar la falta de energía.

Etiquetas:,