Temen que el ébola se desboque

Temen que el ébola se desboque

Una filipino vende ropa protectora en la farmaca como contramedida a la propagación de virus del Ébola en Manila, Filipinas.- (EFE)

Una filipina vende ropa protectora en la farmaca como contramedida a la propagación de virus del Ébola en Manila, Filipinas.- (EFE)

PARÍS (EFE).- El científico belga Peter Piot, integrante del equipo que descubrió el virus del Ébola, se mostró alarmado por la evolución de la epidemia, ya que se dan las circunstancias para que “se desboque” y pidió poner los medicamentos experimentales al servicio de los países afectados.

“Nunca habíamos conocido una epidemia de tal importancia” dijo Piot en una entrevista publicada hoy por el diario francés “Libération”, en la que precisó que los brotes anteriores “eran focos muy localizados, durante algunas semanas, con un centenar de casos”.

El investigador, actual director de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, subrayó que ahora estamos ante “la tormenta perfecta” ya que existen factores, como el entorno, que favorecen que el virus siga expandiéndose.

“La epidemia se ha disparado en países donde los servicios sanitarios no funcionan, en zonas arrasadas por las guerras. Además, la población desconfía de las autoridades y no hay confianza en los sistemas sanitarios”, añadió Piot.

El científico también tuvo palabras duras para la Organización Mundial de la Salud (OMS), a la que culpa de haber actuado demasiado tarde- “la respuesta por parte de las autoridades ha sido extremadamente lenta”.

Y agregó que “la alerta se dio en marzo y, pese a las demandas de Médicos sin Fronteras, la OMS no despertó hasta julio asumiendo el liderazgo cuando ya era tarde”.

La actual epidemia del virus del Ébola se declaró a principios de este año en Guinea Conakry, antes de extenderse a Liberia y luego a Sierra Leona. También se ha constatado un brote en la República Democrática del Congo, aunque según las autoridades de ese país, no tiene relación con lo que ocurre en el África Occidental.

De acuerdo con el último recuento de la OMS, el brote ha infectado ya a 1,323 personas, de las cuales 729 han muerto




Volver arriba