Suiza mantiene el aborto como prestación financiada por el sistema de salud

 

GINEBRA (EFE).- Los votantes suizos decidieron hoy en referéndum, por una mayoría del 70 %, que los abortos sigan siendo reembolsados por el seguro básico de salud, rechazando así la propuesta de que esta intervención médica pase a ser financiada de forma privada.

Los partidos conservadores proponían retirar la interrupción voluntaria del embarazo de las prestaciones reconocidas dentro del esquema básico del seguro de salud que cada persona residente en Suiza está obligada a contratar de manera individual.

Once años después de la despenalización del aborto en Suiza, los votantes optaron de forma masiva por mantenerla como una prestación médica esencial, cuando se trata de interrupciones en las primeras doce semanas de gestación.

La paciente, asimismo, debe pasar antes por una entrevista con un médico, quien está obligado a mencionarle otras alternativas posibles.

Los medios políticos que plantearon esta cuestión en el referéndum que hoy se celebra en Suiza argumentaban que el aborto es una cuestión privada, vinculada a la libertad de conciencia, y que además tiene un costo elevado para el sistema sanitario (entre 500 y 800 euros por paciente).

Por ello, sólo reconocían la necesidad de financiar el aborto en casos en que la vida de la madre estuviese en peligro o en caso de violación.

En 2012, se practicaron cerca de 11.000 abortos en Suiza, lo que corresponde a siete intervenciones por cada 1.000 mujeres entre 15 y 44 años, una de la tasas más bajas de Europa.

Las Iglesias católica y protestante decidieron no apoyar la propuesta porque, aunque están de acuerdo con el fin de proteger la vida, consideran que no es apropiado hacerlo vinculándolo al dinero.




Volver arriba