Sollecito pide anular la pena por asesinato

Sollecito pide anular la pena por asesinato

ROMA, Italia (EFE).- El italiano Raffaele Sollecito reiteró hoy su inocencia y solicitó que el Tribunal Supremo de Roma anule la sentencia impuesta en enero por la Justicia italiana que le condenó a 25 años de cárcel por asesinar a la estudiante británica Meredith Kercher en 2007.

“Soy inocente, es la propia Amanda Knox la que me exonera del delito en su memorial escrito en la cárcel, en él dice que no tuve nada que ver con el homicidio”, afirmó Sollecito en alusión a otra de los tres condenados en el caso.

Ese memorial al que se refirió es una autobiografía titulada “Waiting to Be Heard- A Memoir di Amanda Knox” (Esperando ser escuchada), escrita por Knox durante el tiempo que pasó en la cárcel en Perugia (centro) desde 2007 hasta 2011.

En estos términos se expresó hoy el italiano durante una rueda de prensa celebrada en Roma para explicar los motivos que le llevaron a presentar el pasado 16 de junio un recurso ante el Tribunal Supremo.

El 30 de enero el Tribunal de Apelación de Florencia condenó a Sollecito a 25 años de cárcel y a Knox, a 28 años y seis meses, por considerarles coautores del asesinato de la estudiante de 21 años.

Según los fiscales, la joven Kercher no quiso participar en un “juego sexual” propuesto por los tres acusados, por lo que el marfileño Rudy Guede la violó y Knox la apuñaló mientras Sollecito la sujetaba.

Siete años después, el caso de Meredith Kercher, uno de los crímenes más mediáticos de Italia, sigue sin cerrarse.

El pasado 16 de junio las defensas de ambos acusados solicitaron la absolución ante el Tribunal Supremo.

Hoy Sollecito mantuvo ante los medios su inocencia y reiteró su versión de los hechos.

“No estoy aquí para cambiar mi versión, solo un criminal lo haría. No soy un criminal, soy una persona inocente, como también lo es Amanda, no hay ninguna retractación respecto a mis anteriores versiones”, señaló el italiano de 29 años.

Por su parte, su abogada defensora, Giulia Bongiorno, pidió la anulación de la condena porque, dijo, ninguno de los dos jóvenes tuvo nada que ver con el crimen.

“En nuestro recurso presentamos una hipótesis principal, que es que tanto Amanda Knox como Raffaele Sollecito son inocentes. Por tanto, solicitamos la anulación de la sentencia”, subrayó Bongiorno.

Knox y Sollecito fueron detenidos en 2007 y pasaron cuatros años en la cárcel en Perugia por el asesinato de Kercher.

Pero el 3 de octubre de 2011 el Tribunal de Apelación de esa ciudad les absolvió por considerar que no existían pruebas para imputarles los delitos de los que se les acusaba.

Un recurso impuesto por la familia de la joven asesinada reabrió el proceso y ambos fueron condenados, de nuevo, por el Tribunal de Apelación de Florencia en enero de 2014.

En este momento se encuentran a la espera del fallo que dicte el Tribunal Supremo, Knox en Seattle (Estados Unidos) y Sollecito en Italia.

Al día siguiente de que el Tribunal de Apelación de Florencia dictara sentencia, las autoridades italianas confiscaron el pasaporte a Sollecito, cerca de la frontera con Eslovenia, para evitar la posible fuga del joven.

Por el momento, el único condenado por el asesinato que se encuentra en prisión es Guede, castigado en 2010 con 16 años de cárcel, tras elegir un juicio breve, y cumple la sanción en un penal de Viterbo (centro).

La reconstrucción de los hechos realizada por los fiscales estableció que Kercher se habría negado a participar en un “juego sexual”, propuesto por los tres condenados, tras lo cual Guede la violó y Knox la apuñaló mientras Sollecito la sujetaba.




Volver arriba