Solicitan prohibición de partido neonazi en Alemania

 

BERLÍN (Notimex).- Los 16 estados alemanes entregaron hoy su solicitud al Tribunal Constitucional en Karslruhe para que se prohiba al Partido Nacional de Alemania (NPD) por ser nazi.

El gobierno federal y el Bundestag no participaron en la elaboración del documento que este martes se entregó al Tribunal Constitucional debido a la incertidumbre de que ese órgano dictamine la prohibición. Los 16 estados integran el Bundesrat, que es el complemento del parlamento (Bundestag) en la función legislativa.

La prohibición de un partido requiere en Alemania de la cobertura de una amplia serie de requisitos, con el fin de proteger a los partidos democráticos de una eventual prohibición injusta y para proteger la pluralidad democrática.

En el documento que se entregó al Tribunal Constitucional se trazó un paralelismo entre el NPD y el partido de Hitler, el NSDAP (Partido Nacionalsocialista de los Trabajadores Alemanes) durante el Tercer Reich. El documento contiene pruebas de la orientación nazi, racista y antisemita del partido en cuestión.

Los ministros del Interior de los 16 estados alemanes estimaron este día que el documento es sólido y adecuado para lograr la prohibición del NPD, y presenta pruebas bien documentadas.

Los argumentos en favor y en contra de la prohibición de ese partido son opuestos. Quienes se pronuncian en contra sostienen que en una democracia no se debe de prohibir partidos políticos y que un juicio semejante sólo conseguirá colocar en primera plana al partido, con lo que recibirá cuantiosa publicidad.

Tanto en el gobierno federal como en los estados hay acuerdo en que el NPD es un partido de extrema derecha, xenófobo, antisemita y con una visión antidemocrática.

La corriente de opinión en contra del proceso de prohibición recuerda que en 2003 se intentó prohibir a ese partido pero el proceso falló porque los servicios alemanes de inteligencia que investigan a los partidos políticos tenían agentes encubieros que incluso estaban colocados en la directiva de ese partido.

Se considera que un eventual segundo fracaso pondría de nuevo en ridículo a quienes plantearon la solicitud, que en este caso son los gobiernos de los estados alemanes.

Esa corriente de opinión apunta que un nuevo fallo revaluaría a ese partido, que en la actualidad adolece de falta de recursos financieros, pérdida de electores y de miembros.

Quienes apoyan ese argumento opinan que una ideología no desaparece a través de prohibiciones de partidos y la preocupación es que si finalmente se prohibe, sus miembros se reagrupen y sea mas difícil observarlos. Además ese partido puede acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que es muy exigente.

Quienes están a favor de que se solicite la prohibición del NPD ponen de relieve que en su programa plantea que Alemania debe ser de los alemanes y que la integración de los extranjeros es genocidio contra el pueblo alemán. Defiende la deportación de los extranjeros.

Además se pone de relieve que recibe apoyo del estado alemán para la difusión de esas ideas, ya que en el 2012 recibió mil 436 millones de euros por los votos obtenidos durante las elecciones. Esa subvención se dejaría de otorgar si se prohibe a ese partido, y también se dejaría de financiar sus publicaciones.

El NPD tiene fracción legislativa en los parlamentos de Sajonia y de Meckenburg Vorpommern, y si se prohibe dejaría de tener presencia en esos parlamentos, además de que no podrían realizar más marchas, muchas de ellas muy provocativas.

Su prohibición acabaría con un importante pilar de la extrema derecha en Alemania, de acuerdo a esa corriente de opinión.

Entrevistado este día por medios alemanes de prensa, el ex presidente del Tribunal Constitucional, Hans Jurgen Papier, se mostró escéptico sobre las posibilidades de éxito de la moción.

Expresó que la prohibición de un partido debe ser una medida extrema en una democracia.

Recordó que para la prohibición de un partido en Alemania no basta que éste represente y difunda ideas contrarias a la Constitución, sino que practique una agresiva y combativa actividad para imponer su ideología y sus propósitos.

 




Volver arriba