Se acabaron los cafés y el agua gratis en el Parlamento griego

Se acabaron los cafés y el agua gratis en el Parlamento griego

Se acabaron los cafés y el agua gratis en el Parlamento griego

ATENAS (EFE).- El presidente del Parlamento de Grecia, Vangelis Meimarakis, ha ordenado que no se sirvan más cafés, refrescos o botellines de agua mineral de forma gratuita a los diputados que participan en las comisiones de trabajo o en los plenos del hemiciclo heleno.

Según informaron fuentes del Parlamento a Efe, la orden la dio hoy el propio Meimarakis desde Roma, donde se encuentra en visita de trabajo, después de ordenar una investigación sobre los costes de las bebidas gratuitas para los parlamentarios.

La polémica se desató ayer cuando la secretaría general del Parlamento aprobó un presupuesto de 10.000 euros mensuales para pagar los cafés, refrescos y agua que se sirven en las comisiones parlamentarias.

En declaraciones a Efe, la fuente parlamentaria explicó que esos 10.000 euros eran el precio que se pagaba por las bebidas consumidas durante algo más de 40 reuniones de las comisiones parlamentarias que tienen lugar a lo largo de cada mes y que ese dinero lo cobraba la cafetería del Parlamento.

A partir de ahora, los diputados deberán comprar por su cuenta el café en dicha cafetería, donde su coste es de en torno a 1,20 euros.

En otra medida destinada a ahorrar, Meimarakis decidió recientemente que los viajes aéreos de los diputados serán a partir de ahora en clase turista, incluidos los desplazamientos transoceánicos.

El salario medio de un diputado griego es de 5.805 euros al mes, a lo que se pueden sumar algo más de 400 euros extra por la participación en comisiones de trabajo, 1.800 euros para el funcionamiento de sus oficinas de trabajo y 379 en concepto de gastos de viaje para aquellos elegidos fuera de la circunscripción de Atenas.

Además el 70 % de su salario está libre de impuestos.

El presupuesto del Parlamento griego para 2014, incluyendo salarios, es de unos 138 millones de euros, mientras que en 2009 era de 222 millones.

 




Volver arriba