Rusia lamenta decisión de UE de retrasar negociaciones sobre exención visados

 

MOSCÚ (EFE).- Rusia lamentó hoy la decisión de la Unión Europea (UE) de retrasar de nuevo el inicio de las negociaciones sobre la exención mutua de visados, que Moscú esperaba abrir en la cumbre del próximo 17 de enero.

“La política que practica la UE de contención artificial de Rusia se contrapone con los acuerdos y retrasa el cumplimiento de los objetivos estratégicos marcados en 2003” sobre exención de visados, afirmó Anvar Azimov, alto funcionario del Ministerio ruso de Exteriores.

Azimov, que se manifestó sorprendido y apenado respecto a las conclusiones de la Comisión Europea sobre la necesidad de “nuevos pasos conjuntos” para avanzar hacia la exención, acusó a Bruselas de “dilatar el diálogo sobre visados por tiempo indefinido”.

El diplomático tachó de “inaceptables” las advertencias que se le hacen a Rusia en el informe sobre visados presentado por la Comisión Europea.

“Es más que probable que el documento presentado (…) obstruya una rápida solución de la aplicación de un régimen sin visados”, apuntó.

Azimov insistió en que Rusia está técnicamente preparada para introducir ya el régimen sin visados y se mostró dispuesto a abordar este asunto a mediados de enero, en la cumbre que se celebrará en la capital de la UE.

El embajador de la UE en Rusia, el lituano Vigaudas Usackas, adelantó hoy que las negociaciones sobre exención de visados no comenzarán hasta que ambas partes den todos los pasos necesarios para eliminar las actuales contradicciones.

“Para la UE está claro que las negociaciones para un acuerdo sobre un régimen sin visados sólo podrá comenzar tras completar plenamente los pasos conjuntos, como se acordó en la cumbre de diciembre de 2011”, dijo.

Usackas aseguró que el informe de la Comisión Europea recomienda nuevos pasos tanto para reforzar la confianza mutua entre Bruselas y Moscú como para crear las condiciones técnicas que permitan tomar la decisión.

Según el diplomático, dicho informe también destaca los progresos alcanzados por Rusia en materia de seguridad al emitir pasaportes biométricos y también en la lucha contra la inmigración ilegal.

Hoy mismo, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, había expresado su esperanza en que la Comisión Europea diera el visto bueno al comienzo de los preparativos para la firma del correspondiente acuerdo.

Rusia y la UE acordaron en diciembre de 2011 un paquete de “pasos comunes” sobre visados, pero Moscú cree que las negociaciones van a un ritmo muy lento, dado el aumento del flujo de rusos que viajan a los Veintiocho.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha tachado de “atavismo político” la necesidad de visados entre Rusia y la Unión Europea (UE), cuando en su opinión no existen trabas para su abolición.

Putin opina que la lucha contra el crimen no puede ser una excusa para la exención de visados, ya que los países de la UE tienen regímenes sin visados con países latinoamericanos, donde el narcotráfico es un problema más que latente.

La propuesta rusa de avanzar hacia la exención mutua de visados es respaldada por países como Italia, España, Francia y Alemania, pero rechazada por algunos miembros comunitarios de Europa del Este.




Volver arriba