Rusia compra portahelicópteros a Francia

PARIS (AP).- Un buque de guerra de construcción francesa diseñado para mejorar la capacidad rusa para movilizar tropa, tanques y helicópteros artillados será sometido el miércoles a su primera prueba, en momentos en que las potencias occidentales tratan de contener la amenaza militar del presidente ruso Vladimir Putin a Ucrania.

Un vocero del constructor del buque dijo que el portahelicópteros Vladivostok debe zarpar del puerto francés de Saint-Nazaire. A pocos centenares de kilómetros en París, el gobierno francés recibía el miércoles a diplomáticos estadounidenses, rusos y de otras procedencias en medio de las crecientes tensiones por la situación en Ucrania.

La nave forma parte de un acuerdo por 1.200 millones de euros (1.600 millones de dólares), la mayor venta de armas de la OTAN a Moscú, un acuerdo que ya había llamado la atención cuando se concretó en el 2011.

Francia ha criticado la incursión militar rusa en la península de Crimea, región ucraniana junto al Mar Negro, pero dice que no hay planes para anular el acuerdo de defensa.

Eso se debe a que Francia, al igual que muchos de los socios comerciales europeos de Rusia, se encuentra a mitad de camino entre los esfuerzos por aislar diplomáticamente a Rusia y sus propios intereses económicos. La prioridad del gobierno francés es revivir la deprimida economía y reducir el desempleo, y este acuerdo representa unos mil empleos.

El Vladivostok debe ser entregado en el último trimestre de este año, dijo el vocero Emmanuel Gaudez de DCNS, un astillero naval con respaldo estatal que construye los barcos junto con el astillero STX controlado por Corea del Sur.

Una nave hermana, el Sebastopol -bautizada, irónicamente, con el nombre de un puerto en Crimea controlado por Rusia- debe ser entregada un año después. “No vamos a comentar la situación política; eso les corresponde a los políticos”, agregó el portavoz.

Unos pocos clientes rusos y personal militar visitará el portahelicópteros durante marzo, y se aguarda una delegación rusa más numerosa en junio, dijeron funcionarios de la compañía.

“Pero ahora con lo que ocurre en Ucrania, quizás tienen otras prioridades, aunque no sé”, opinó Christophe Morel, delegado sindical en la junta de STX.

Los analistas militares rusos dicen que los buques no significarán demasiado para la envejecida armada rusa pese a su elevado costo, aunque el acuerdo tiene importancia simbólica porque involucra tecnología militar avanzada compartida entre Moscú y Occidente. – Por Jamey Keaten




Volver arriba